Prueba Renault Captur 130 CV TCE, renovarse o morir

| |

El segmento de moda SUV, cuenta con un tipo de vehículo estrella SUV-B el tipo de todocamino de tamaño más reducido. Hoy probamos el Renault Captur, todo un conquistador en el mercado, que ha sido capaz de superar las 13.900 unidades vendidas en España (datos de agosto 2019). Estando en su última etapa de vida, con una versión renovada ya anunciada que vendrá a primeros de 2020, queremos descubrir las claves de este exitoso modelo antes de cesar su comercialización.

Con sus 4.122 metros de largo, 1.77 metros de ancho y 1.55 metros de alto, el Renault Captur se posiciona como un rival en firme del Hyundai Kona (VER prueba Hyundai Kona), Seat Arona (VER prueba SEAT Arona) o Opel Crossland X (VER prueba Opel Crossland X)

Exterior

El modelo vigente responde a la renovación de 2017. La imagen hereda rasgos del resto de gama del rombo para ser actual y llamativo.

Si lo miramos de frente, contamos con un paragolpes y luces diurnas LED con forma de C. Esta tecnología se emplea también en las ópticas principales y elementos cromados tan habitual en modelos de gama superior. Sin llegar a ser un SUV real, destaca el protector en color aluminio de la parte inferior, que protege el motor.

Pasamos por su lateral para ver detalles en plástico por la zona inferior y los pasos de rueda, dotándolo de ese aire SUV tan de moda últimamente. Nuestra unidad de pruebas es en color rojo deseo -535 € extra- combinado con el techo en color negro, supone una de las 14 combinaciones bicolor que pueden elegirse en este modelo.

Si echamos un vistazo a parte trasera para encontrar unas grandes luces LED, y un portón a modo de alerón y que sirve para integrar la tercera luz de freno sobre una luna de dimensiones reducidas. De nuevo encontramos el protector inferior en color aluminio para darle aspecto de dureza.

En perspectiva, se puede observar las llantas de aleación de tamaño 205/55 R17.

Interior

Nos adentramos a su habitáculo para encontrar materiales y elementos comunes con el resto de los modelos Renault. (Ver prueba Renault Clio 0.9 TCE)

La marca ha posicionado los plásticos de mejor calidad en la parte superior para mejorar la sensación de calidad percibida.

El puesto de conducción es elevado, con volante forrado en cuero, un espacio simplificado con pocos botones.

El limitador de velocidad y control de crucero se han ubicado en el túnel central, junto al freno de mano, una posición un poco alejada que nos puede distraer a la hora de accionarlos.

El cuadro de instrumentos es el resultado de combinar dos semiesferas laterales analógicas (cuentarrevoluciones a la izquierda y nivel de combustible a la izquierda), incluye además un ordenador de a bordo, muy sencillo.

En la consola central encontramos el sistema de entretenimiento R-LINk Evolution con sistema de audio BOSE -1039 € extra-. La calidad de sonido está a la altura de modelos de gama alta, con un sonido muy fino sobre todo en los graves. Un aspecto a mejorar es el abuso de plástico negro con efecto brillante, que frecuentemente encontraremos sucio y con huellas. Asunto que ya te hemos contado por ejemplo en (VER prueba Renault Clio RS Trophy)

Las plazas traseras son correctas para 4 ocupantes e insuficiente para 5 ocupantes adultos. Sin embargo, gana muchos puntos la banqueta, que puede desplazarse longitudinalmente.

Nuestra unidad de pruebas corresponde al acabado Zen el nivel superior dentro de los tres disponibles. -Life, Intens, Zen-. Entre el equipamiento destaca, los faros LED, llantas de aleación de 17 pulgadas, la carrocería en dos colores, sensores de lluvia y luces, GPS con pantalla de 7 pulgadas, cámara de marcha atrás y radar 360º -410 € extra-.

Comportamiento

Nuestra unidad de pruebas equipa un motor cuatro cilindros de 1.300 CC y 130 CV de potencia, asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades. Esta última es la novedad respecto al motor de 90 CV con 5 relaciones del cambio.

Este Captur, supera el mínimo de potencia exigible para circular con desahogo, tanto en el tráfico pesado del día a día como en viajes largos, alcanzando sin esfuerzo velocidades que exceden las máximas permitidas

El Captur 130 CV, tiene una respuesta vigorosa a partir de las 2.000 rpm hasta llegar a las 4.300 rpm. Si bien es cierto que, al tener 6 velocidades, las relaciones del cambio son algo más cortas lo que nos va a ayudar a sentir esa sensación de empuje constante.

Aunque tiene una naturaleza predominantemente urbana con un sistema START & STOP, suave y poco intrusivo, nos sorprende su respuesta en carretera, sigue leyendo….

Un papel fundamental lo juega un botón situado en la consola central, bastante incomodo de acceder ubicado junto al limitador de velocidad. Es el modo ECO. Pulsándolo, la respuesta del motor es más tranquila para que las aceleraciones sean más progresivas. Es como si el conjunto mecánico estuviera dormido, incluso la climatización se relaja en potencia, acusando mayor ventilación en pleno verano. Los adelantamientos son más largos y necesitaremos estirar el motor un poco más para darnos el resultado deseado.

Como contrapunto, obtendremos un consumo muy ajustado con esta función activada, rondando los 6 l/100 km con dos ocupantes y el maletero completo.

En autovía a velocidades legales nuestro invitado se desenvuelve con mucha soltura. Encontrando más vibraciones cuando conducimos en su parte alta. En conjunto, el vehículo está bien insonorizado

Otro de los aspectos a tener en cuenta es su dirección, bastante precisa aunque transmita poca información, algo habitual.

Como buen SUV, goza de una altura libre al suelo de 170 mm) esto unido a las ya comentadas protecciones inferiores, permiten hacer alguna excursión por la tierra, pero recuerda que la motricidad va a las ruedas delanteras sin posibilidad de tracción a las cuatro. Su esquema McPherson en la suspensión delantera y brazo de torsión trasero, ayuda a conducir sobre tierra con buen filtrado de las irregularidades.

Conclusiones

El final de vida del Renault Captur se acerca hasta la llegada de su sustituto que vendrá renovado por completo. Estamos en un buen momento para hacernos con un crossover, fiable y con buena respuesta, espacio suficiente, pero ¿y el consumo?

En modo ECO, es normal estar en cifras de 5-6 l/100 km. Todo ello prescindiendo de un empuje de 130 CV. Sin embargo, si desconectamos este modo, el consumo se eleva hasta los 9-10 l/100 km.

El Renault Captur tiene una capacidad de maletero de 377 litros de volumen, pudiendo ser ampliado a 455 litros si variamos la bandeja.

Su precio oficial es de 17.926 €, precio que seguro desciende con promociones y acciones comerciales, ¿quieres alguna razón más para hacerte con él?

Vehículo cedido por Renault España.

 

Galería de imágenes

Etiquetas
Anterior

Salón Automóvil Frankfurt 2019

El Aston Martin Vantage se desmelena, llega su versión Volante

Siguiente