Prueba Mitsubishi Outlander Motion 2WD

| |

En Autopasione hemos podido conocer modelos del segmento SUV. Están de moda y sus ventas crecen como la espuma. ¿Pero qué pasa con el 4X4 tradicional? Si bien es cierto que tiene una tendencia estable hay modelos como el invitado de hoy cuyas ventas son excepcionales. #Garajeautopasione se vuelve rutero gracias al Mitsubishi Outlander 2WD.

Hablamos del Mitsubishi Outlander, un modelo a caballo entre 4×4 y SUV. La versión cedida es acceso a la gama denominada Outlander Motion 2WD DI-D y motor 2,0 litros de Gasolina con 150 CV de potencia. Tiene una caja de cambios automática de variador continuo de 6 velocidades.

Si sacamos el metro declara unas dimensiones de 4.6 metros de largo y 1.6 metros de altura. Por tamaño es rival del Mazda CX-5 o Nissan X-Trail. Aunque ya te adelanto que no tiene nada que ver con sus rivales.

Exterior

Por fuera se ha renovado recientemente. Si los ves de frente sabes que es un Mitsubishi. A simple vista las líneas de la calandra y los faros parecen recargados pero me gustan porque no hay nada igual. Todas las formas del frontal transmiten fuerza al igual que la zaga, nos inspira estar ante un gran 4×4. Su trasera va en consonancia con el vehículo, líneas rectas siempre con el mismo mensaje, solidez.

El frontal del Outlander transmite fuerza al igual que su zaga todo nos dice que estamos ante un gran 4×4.

El conjunto robusto tiene un toque diferente con sus llantas Bi-color en cromo y negro de tamaño 225/55 R18. Aportan todo lo que no tiene el resto del vehículo, y equilibra todo para tener un Mitsubishi 100%.

Interior

Entrar dentro de este Outlander es tener lo mismo traducido en su habitáculo. Todo lo que encuentras está bien hecho y pensado. El puesto de conducción es alto y el volante el mismo que el probamos en el ASX.  Tiene una postura vertical y rutera con un tacto suave y agradable. Detrás tenemos un cuadro de instrumentos sencillo y fácil de leer. Los asientos son en tela con un toque blando.

La caja de cambios tiene un recorrido tradicional y algo rudo. El salpicadero acoge la pantalla táctil multimedia desarrollada por Mitsubishi Electrics de tamaño medio, y no tiene navegador aunque en este aspecto tenemos la opinión de pasion-e. Las puertas están cubiertas con buenos materiales al igual que el salpicadero. Me quedo con el panelado de aluminio que da un aspecto de calidad y detalle. Los botones son grandes y sencillos. Al igual que los mandos de aspecto tradicional parecen sacados de un Montero del año 2.000, pero tienen buen tacto y seguro que duran una eternidad.

El espacio es generoso incluso para las plazas traseras. La altura es más que generosa para los ocupantes. En este caso tenemos 5 plazas, también se puede equipar con 7 plazas con un sobre coste de 1.000€. Ya si le sumas la superficie acristalada la calidez a la hora de viajar está asegurada.

Comportamiento

Partimos con nuestro Outlander de viaje. En ciudad la caja de cambios transmite fuerza con precisión. Sus frenos detienen de forma efectiva el vehículo sin miedo. Es un Mitsubishi sobre todo para hacer cruceros largos. Su carrocería balancea de la forma que lo hacen todos los 4X4. No hay que olvidar su envergadura y sus 1.585 KG. Es un peso muy reducido teniendo en cuenta sus rivales.

Aunque todo tiene un porqué pues es 4X2 y al no tener la tracción AWD no tenemos ese sobrepeso. El motor Gasolina empuja bien sobre todo en régimen medio. Sus 380 Nm se sienten desde que aceleras pero conforme la aguja del tacómetro avanza la curva de par decrece. Tenemos potencia suficiente para desenvolvernos en carretera. También se debe al desarrollo de suspensión que no es muy blanda. Podemos entrar en curva a gran velocidad sin temer reacciones extrañas.

Sabes que si te pasas de velocidad la trayectoria se va abrir pero es lógico por el tipo de vehículo. Tema aparte es la baja sonoridad percibida dentro del habitáculo. Es un síntoma más del buen trabajo realizado por la marca japonesa. No solo el motor suena poco también la rodadura, aerodinámica de los espejos…

Conclusiones

Hemos hecho más de 1.200 km a bordo del Mitsubishi Outlander y podemos afirmar del buen producto que ofrece Mitsubishi al mercado. Es el modelo más básico con un motor agradable capaz de lo que necesitamos sin estridencias. Su comportamiento es noble en cada terreno.

Se pueden conseguir consumos comedidos rondando los 7-8 l/100km. Pensando en el coeficiente aerodinámico y peso es un buen resultado. Su maletero es otro punto a favor pues tenemos 550 litros de capacidad para cargar todo lo imaginable. Como verás es un vehículo equilibrado en todos los aspectos sin destacar en algún campo concreto. Es una razón de peso para decantarnos por la versión básica de equipamiento con un precio de salida de 26.500€. Si valoras un comportamiento noble junto a fiabilidad tienes tu candidato ideal.

¿Por qué desembolsar más dinero por algo que no vamos a necesitar?

A veces parece que optar por el alto de gama es lo acertado. Hoy te damos razones para pensar diferente pues este Mitsubishi Outlander no necesita nada más para ser la elección adecuada.

Nota: Vehículo cedido por Mitsubishi España.

Galería de fotos

 

Anterior

Porsche 911Turbo 996 vs. 997 – Pito Pito Gorgorito….

pasion-e te abre el Mitsubishi Outlander Motion

Siguiente