Prueba JEEP Compass, Rock & Aventura

| |

Hoy tenemos en #garajeautopasione el nuevo Jeep Compass. Todo un éxito de ventas en la marca americana. Que se une al segmento más codiciado del mercado. Nuestro invitado de hoy es la unidad más potente de la oferta gasolina y más equipamiento.

Con nosotros tenemos el modelo Limited 1.4 MultiAir Gasolina de 170 CV y tracción 4X4.

La gama de motores se compone de dos mecánicas gasolina Multiair—1.4 140 CV y 1.4 170 CV— y tres Diesel Multijet —1.6 120 CV, 2.0 140 CV y 2.0 170 CV—.

En dimensiones, este modelo forma parte del afamado grupo de los SUV-C. Tiene 4.3 metros de largo, 1.8 metros de ancho, 1.6 metros de alto. Sus rivales son los todopoderosos Renault Kadjar, Peugeot 3008 (VER prueba Peugeot 3008 130 CV S&S) o el Nissan Qashqai 1.2 DIG-T (VER prueba Nissan Qashqai).

Exterior

Desde un primer vistazo este Jeep Compass, guarda mucho parecido con su hermano mayor Jeep Grand Cherokee (VER prueba Jeep Grand Cherokee).

Asimismo, encontramos los rasgos característicos de la gama Jeep, como la parrilla de siete ranuras verticales o los marcados pasos de rueda de forma cuadrada. Su mirada es fuerte y llena de carácter.

Realmente es como si estuviéramos ante un mini Grand Cherokee en color “blanco pearl”. Los faros frontales heredan sus formas. El lateral está firmado con el modelo al estilo “vintage”. El techo es de color negro que combina con las llantas con neumáticos 225/55 R18, también en tono bi-color y embellecedores de color negro.

Las puertas presentan un gran tamaño, con formas rectas y cuadradas como si estuviéramos ante el mismísimo Wrangler.

Este Jeep Compass tiene algo especial, es un aire y estilo aventurero digno de la marca que pertenece.

Si vamos a su zaga, destaca el embellecedor cromado que llega hasta la trasera, donde se cierra con un portón vertical y ópticas de LED que trasmiten sofisticación.

Los «huevos de pascua» son pequeños detalles de diseño que Jeep ha querido dejar escondidos por este Jeep Compass.

Interior

Entramos en su habitáculo para encontrar unos asientos ventilados en cuero negro perforado. En conjunto se percibe una sensación de calidad.

La marca americana ha ubicado los materiales que quedan más a la vista con tacto suave, algo que siempre resulta agradable.

El puesto de conducción es elevado. Con un volante multifunción de gran tamaño. Además es bastante grueso y tiene numerosos botones, tanto delante como atrás donde accionaremos las funciones del equipo de audio. Necesitaremos algo de tiempo para familiarizarnos con todos los botones.

En general las piezas están bien ensambladas, se nota calidad de ajuste y terminación.

Las plazas delanteras son amplias y confortables. El mullido de los asientos es blando aunque recogen bien. Haremos viajes prolongados sin fatiga.

Atrás, el espacio disponible para las piernas es bueno, pero la altura libre al techo no lo es tanto, alguien que mida en torno a 1,85-1,90 m tocará con la cabeza en el techo si se sienta con la cadera pegada al respaldo.

Hay muchos huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo. La parte tecnológica la reservamos a nuestro compañero Dani Martin en su sección pasión-e.

Comportamiento

Nos ponemos al volante de nuestro Jeep Compass. El apartado mecánico queda reservado a su motor 1.4 Gasolina MultiAir turbo con 170 CV. Este motor viene asociado a la caja de cambios automática de convertidor de par y 9 velocidades.

Sus 170 CV y 250 Nm, mueven suficientemente bien al coche, aunque para encontrar algo de agilidad tendremos que subir a la zona roja del tacómetro y encontraremos más ruido de lo normal.

En ciudad este Jeep, es cómodo con reacciones nobles. Tendremos un motor muy lleno desde baja revoluciones, aunque no es un atleta de fondo ya que hace de 0-100 km/h en 9,3 segundos.

Su potencia hace su mejor trabajo en carretera, cuando tenemos que realizar adelantamientos, o subir puertos con pendientes importantes. Nuestro Compass no va a desfallecer. Y todo gracias a un peso muy contenido de 1.549 kg. Aunque pisar en exceso el acelerador suponga un extra en el consumo que luego os comentaremos…

Su comportamiento es noble con tarado más bien blando que nos ayuda a traducir bien el asfalto. Es una buena opción si queremos hacer una conducción relajada, este vehículo no está pensado para mentes deportivas. La carrocería contiene bien el balanceo habitual de este tipo de vehículo.

Uno de los aspectos que menos nos ha gustado es su caja de cambios automática. Es lenta tanto en subidas como reducciones. Y a velocidades bajas a veces genera algún tirón inesperado.

Por primera vez en un SUV, vamos a aventurarnos a decir que este modelo es casi un 4X4. Todo #Jeepero aspira a escuchar @rockfm y perderse en caminos de tierra de forma habitual con su Jeep.

Nuestro invitado es muy rutero, gracias a su sistema de tracción Active Drive Low, con descenso de pendientes. La ausencia de reductora se mitiga gracias a una primera relación del cambio muy corta y un retraso del accionamiento de la segunda relación en circunstancias off-road.

Cuando tocamos algo de tierra tenemos el Selec-Terrain, donde podremos modificar la tracción con varios programas predefinidos: Auto, Snow, Sand, Mud y Rock.

Con él hemos llegado más lejos que con ninguno de sus rivales, sin duda es uno de los SUV con más capacidad 4X4. Esto sólo se ve limitado por su altura que hará que rocemos los bajos en algunas circunstancias.

Conclusiones

Nuestro Jeep Compass es un #SUV recomendable para quien considere viajar de forma relajada y confortable. Su comportamiento neutro y asientos confortables le hacen posicionarse como una buena alternativa que aprueba con notable en casi todos los registros.

Si atendemos a la capacidad del maletero es algo justo en espacio. 438 litros se posicionan por debajo de sus rivales.

El consumo logrado en la prueba ha rondado los 8 litros a los 100/km/h. Un registro que consideramos razonable para la potencia y media carga que hemos tenido durante la prueba.

Como resultado el precio es de unos 44.000€ sin descuentos. Posicionándose por encima en la escala de precios de su segmento, extra que tendremos que afrontar si queremos tener el SUV más rutero.

Agradecemos a Jeep España la cesión la unidad de pruebas.

Galería de fotos

Anterior

El REY ha vuelto, SEAT LEON 2020

DS 9 la gran berlina francesa vuelve

Siguiente