principal Lexus-IS-300h-Luxury-autopasione
Autopasione Aniversario

El fin del diesel se acerca, estas son las palabras que dan vueltas en mi cabeza al entregar el Lexus IS 300h en la sede de la marca. Aunque prefiero retener en la mente los días, que he vivido junto a la berlina nipona, sobre todo recordar el día que lo recogí, era una mañana soleada, la temperatura agradable y Autopasione tenía reservado un elegante IS 300h en color gris.

Este modelo vigente en el mercado desde 2013, ha recibido recientemente una actualización que se puede observar en nuevos acabados, mejoras en los materiales del interior y el logo “Hybrid” del lateral, que ahora es mucho más grande al estilo del NX. La fórmula de Lexus para este modelo es la ausencia de una motorización diesel, a diferencia de los competidores alemanes, Lexus sólo ofrece este modelo en versión híbrida, la marca asegura que no hay nada como el refinamiento de un motor gasolina combinado con uno eléctrico, y nosotros estuvimos cuatro días con el modelo japonés para comprobarlo.

autopasione-Lexus-IS-300h-Luxury-foto3

Exterior Lexus IS 300h Luxury

¿Por qué cambiar algo que roza la perfección?, quizá eso pensaron en Lexus cuando hicieron la última actualización del IS, ya que exteriormente tiene cambios casi imperceptibles. Cuando se presentó en el salón de Ginebra en el año 2013, el diseño de la carrocería no dejó a nadie indiferente, anunciaba que algo estaba cambiando en la marca, sin embargo tres años más tarde el diseño del IS 300h sigue llamando la atención allá por donde va, sus líneas musculosas parecen salidas de un comic manga, tiene una trasera muy angulosa, con unos faros traseros de tecnología LED que terminan con una caída unida a las líneas de las taloneras laterales. El difusor trasero parece heredado de la competición, pero no vamos a encontrarnos con ninguna salida de escape, esto es sello original de que estamos ante un vehículo de tecnología Lexus Hybrid Drive.

Lexus-IS-300h-Luxury-autopasione5 Lexus-IS-300h-Luxury-autopasione4

Si seguimos observando el vehículo desde la trasera, vemos como las líneas se trazan hasta el frontal como si se hubiera dado rienda suelta al equipo de diseñadores de Lexus, a la hora de trazar un vehículo diferente a lo que se ha imaginado anteriormente. Destacan los espejos retrovisores de gran tamaño integrados en las puertas, y llegamos al frontal pasando por unas aletas ensanchadas y de perfil bajo, hasta los faros frontales.

Lexus-IS-300h-Luxury-autopasione7 Lexus-IS-300h-Luxury-foto-6-autopasione

Seguro que muchas horas de trabajo tuvieron que emplear los diseñadores de Lexus, en las uniones de los faros delanteros con el paragolpes, ya que se mire por donde se mire, hace una combinación perfecta propia de ciencia ficción, el conjunto de luces está separado con las luces diurnas representando una “L”. No nos podemos olvidar de la gran parrilla frontal dominada por el logotipo de la marca sobre fondo azul, distintivo de los vehículos híbridos de Lexus. Esta berlina en su conjunto presenta un diseño innovador, que se desmarca del conservadorismo de sus competidores como (Audi A4, BMW Serie 3, Mercedes-Benz Clase C, Volvo S60 y Jaguar XE).

El resultado final es una línea rompedora, que o bien te enamora o la odias, habitualmente suele ocurrir lo primero, y no sólo lo decimos nosotros sino la mirada de la gente al pasar.

La unidad probada montaba unas llantas de 18” con neumáticos de 225/40 R18 88Y y detrás 255/35 R18 90Y, que acentuaban todavía más el carácter deportivo del modelo, un carácter que es sólo en apariencia externa, puesto que cuando pasamos a la conducción nos encontramos con una berlina de conducción relajada y confortable, todo un mundo de contrastes.

Interior Lexus IS 300h Luxury

 

Lexus-IS-300h-Luxury-foto8-autopasione

Lo primero que observamos al acceder en el interior del Lexus IS 300h, es la altura tan baja que tiene, la robustez de la apertura de las puertas ya nos anuncia que al adentrarnos en el habitáculo todo va ir en ese sentido. En el interior nos esperan unos asientos forrados en piel de buena calidad microperforados, calefactados y ventilados de accionamiento eléctrico. La unidad probada es el tope de gama “Luxury”, por lo que pudimos disfrutar de todos los extras posibles que el catalogo de equipamiento del modelo tiene disponible, contamos con sistemas de ayuda a la conducción como la alerta por cambio involuntario de carril, el programador de velocidad activo, sistema de detección de objetos en ángulo muerto o el sobresaliente equipo de audio Mark Levinson con 15 altavoces y cargador de 6 CD’s, junto con el navegador GPS y una pantalla táctil de 7” con cámara de marcha atrás, faros LED, retrovisores exteriores electrocromáticos, sensores de aparcamiento, techo solar, volante con ajuste eléctrico, pasos de puerta en aluminio, inserciones en madera de ébano gris y un almohadillado para proteger nuestras rodillas al golpear la consola central, en definitiva un largo etc de equipamiento que viene de serie, según marca la política de Lexus.

Lexus-IS-300h-Luxury-autopasione-marcha-atras

La estética deportiva que hemos comentado antes, se reafirma cuando nos adentramos en el interior, y vemos que estamos ante una berlina con aire coupé con ventanillas muy bajas, de ahí que el pilar A del habitáculo esté muy inclinado. El puesto de conducción se adapta con facilidad a diferentes estaturas, aunque a partir de los que midan 1,90 metros tendrán que ver si rozan el techo ya que dentro del mismo da la sensación de ir en un deportivo, y no en una berlina. Para acceder a los asientos traseros hay que agachar la cabeza ligeramente, y para viajar más cómodos es aconsejable hacerlo cuatro pasajeros, puesto que la plaza trasera central queda muy reducida debido al paso del tren de transmisión, el hueco disponible para las piernas es inferior al de un BMW Serie 3 y Audi A4, aunque es superior al de un Mercedes-Benz Clase C. Los asientos traseros son abatibles en comparación con el IS de generación anterior, esto lo hace más práctico.

Lexus-IS-300h-Luxury-foto-10-autopasione

El puesto de conducción es envolvente, con un volante que destaca por el tacto suave de la piel, este cuenta con mandos integrados en el mismo donde podremos modificar el equipo multimedia, o el ordenador de a bordo a todo color. Al principio hay que tener un poco de paciencia para hacerse con los mandos del mismo pero después es muy intuitivo. El volante viene acompañado de unas levas que son testimoniales, ya que en modo eco no tienen mucha función y en modo sport no son del todo eficaces. En el túnel central nos encontramos con la palanca del cambio, que ocupa demasiado espacio, quizá una solución con un mando circular tipo Jaguar puede ser una solución perfecta, junto a este tenemos el selector de modos de conducción “ECO”, “Normal”o Sport”, en los dos primeros la instrumentación es de color azul, en la última la instrumentación se tiñe de color rojo, y aparece un tacómetro en el cuadro de instrumentos además de activarse la función «ASC» (de Active Sound Control) que mediante un ecualizador de frecuencias y los altavoces del sistema de audio, hace que el sonido del motor en el interior sea más fuerte y parecido, según asegura Lexus al IS F. Al principio impresiona este sonido pero contrasta con la idea de un vehículo hibrido y eficiente como el que tenemos entre manos.

Es un interior muy bien resuelto, donde abundan materiales de calidad, cuesta encontrar plásticos duros, el tacto de los botones es agradable sobre todo los de la radio que son, de verdad, aluminio cepillado. Nuestra unidad venía equipada con un panelado de madera que combinaba con la piel beige de los asientos con pespuntes en gris, lujo y refinamiento para esta berlina japonesa. El maletero tiene una capacidad de 450 litros, con un acceso correcto aunque a veces cuesta encontrar el botón de apertura del mismo que se ubica a la derecha de la matricula.

Comportamiento Lexus IS 300h Luxury

Estamos ante una de las berlinas del segmento D más refinadas del mercado, su comportamiento es muy fino, y suave. El IS 300h, monta un motor de gasolina combinado con un motor eléctrico síncrono de 143 CV, aunque está limitado a 65 CV por la potencia de salida de las baterías de níquel-metal hidruro (NiMh), esta potencia es transferida a las ruedas traseras por una caja de cambios que tiene engranados en un sistema de engranajes sin embrague, de forma que ambos motores puedan empujar individualmente o por separado. Estas baterías se ubican en el maletero y están refrigeradas por aire. La potencia combinada es de 223 cv, acelera de 100KM/h en 8,4 segundos, y no pasa de 200 Km/h, aunque la percepción quizá sea de tener menos potencia. Lo primero que llama la atención tras pulsar el botón de encendido del mismo es la ausencia de sonido, pues el motor eléctrico se enciende y no percibimos sonido alguno, de hecho tenemos que buscar en el cuadro de instrumentos las letras encendidas de “Ready” para saber que el vehículo está encendido.

autopasione-prueba-lexus-motor

El modo eléctrico se puede usar hasta casi los 80 Km/h, en esta franja de velocidad tenemos una sensación de calidad muy notable ya que no hay ruido del motor ni vibraciones, a partir de esa velocidad el motor térmico entra en acción para apoyar al eléctrico, pero no busquemos grandes aceleraciones en este Lexus, eso está reservado en el modo Sport donde ambos motores empujan con fuerza si el pedal de acelerador se lo manda, es ahí donde podemos experimentar la potencia total del modelo. Sin embargo donde este modelo se mueve cómodamente es en el modo ECO, donde la sensibilidad del pedal de acelerador se suaviza y prioriza una conducción confortable, y agradable pudiendo conseguir cifras de consumo de 6 l/100km por autopista. Pero lo más sorprendente es cuando nos adentramos en casco urbano, porque el consumo en vez de subir, se reduce ya que el modo eléctrico se activa y el consumo a veces puede bajar de los 5l/100km, en una berlina de este tamaño y peso,

[easy-tweet tweet=»¿a qué parece ciencia ficción. Lexus IS 300h Luxury Descúbrelo ?» user=»autopasione» hashtags=»#lexus»]

lexus-prueba-modo-eco-autopasione Modo-Sport-lexus-prueba-autopasione

El IS cuenta con un gran aliado: su control de estabilidad, el coche no permite que nada se descontrole, siempre y cuando los neumáticos tengan adherencia. Es un auténtico tiralíneas, va por donde se le pide, y al límite es más subvirador.

La calidad de rodadura del vehículo es sobresaliente, posiblemente estemos ante la berlina de su segmento más silenciosa, muy recomendable en viajes largos. Es tal el aislamiento del mismo que parece que el vehículo no tiene el motor encendido, y es que esto ocurre si soltamos el acelerador en carretera aprovechando la inercia del vehículo para recargar las baterías. En ciclos urbanos puede darnos una sensación de tener una autentico cohete por el modo de acelerar, puesto que el motor eléctrico actúa desde el inicio, esta sensación disminuye cuando pasamos los 100 Km/h, no podemos olvidar su peso de 1735 kg aunque se mueve de forma ágil.

Los frenos funcionan de forma correcta, pero tenemos que adaptarnos al tacto de los mismos ya que la parte inicial del pedal provoca retención del motor eléctrico, en este momento los frenos de disco en realidad no hacen nada, y por eso duran tanto. Pisando más fuerte es cuando actúan. Si el conductor del IS 300h se toma en serio lo de frenar de forma anticipada, las pastillas duran mucho tiempo, lo cual contribuye al ahorro económico.

Conclusión Lexus IS 300h Luxury.

Lexus presenta una berlina de segmento D, con una formula muy diferente a sus rivales, tiene un sistema hibrido que si se sabe utilizar bien, puede ser el más eficiente y agradable de todos sus competidores. Estéticamente es el modelo más trabajado respecto a la competencia respondiendo a un claro enfoque juvenil del mismo. La calidad del interior es excelente, como nos tiene acostumbrados Lexus. Hemos realizado 1100km con el Lexus IS 300h, cuando nos entregaron el modelo marcaba un consumo de 7,8 l/100km y tras realizar 445km el consumo bajó hasta los 6,1 l/100km, todo después de realizar el viaje a velocidad de crucero y en autopista. Cuando nos adentramos en casco urbano el consumo se redujo llegando incluso a marcar unos 4,6 l/100km. En esos 1100km hemos consumido un deposito completo, más un cuarto en total, marcando una media de 6,2 L/100km.

El Lexus IS 300h, no es el más rápido de su competencia, tampoco el menos pesado, ni el más barato, pero sin duda puede llegar enamorarte, y hacer que quieras comprarte uno, pagando algo más de 53.400€ que cuesta la unidad probada con todos los extras.

 


 

Galería Video Lexus


 

 Galería Lexus IS 300h Luxury

Nota: Vehículo cedido por Lexus España.

Autopasione Aniversario

1 Comentario

  1. […] motor con menor potencia para completar su gama y establecer una versión de acceso a la gama GS. Es el mismo motor que tiene el IS 300h que probamos hace unos meses. Por ello hemos querido poner a prueba este modelo con el mismo motor y potencia que su hermano […]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here