¿El falso nuevo record de velocidad?

| |

10 de Octubre de 2020, SSC North America rodaba en la Ruta Estatal de Nevada 160 para romper el actual record de velocidad para un coche de producción establecido en 2017 por Koenigsegg con el Agera RS (447.19 Km/h).

Nueve días más tarde, SSC North América anunciaba en nota de prensa el establecimiento de un nuevo record de 331.15 Mph (532.93 Km/h) , el cual acompañaba con un vídeo corporativo en el que con distintas cámaras se mostraba esta proeza.

Dicho vídeo tratando de sumergirnos en la increíble experiencia de rodar en un coche de producción a estas velocidades, ha sembrado la duda en la red del record alcanzado.

Pero más allá de dudas, sospechas o de conspiraciones en la red, en AutoPasione vamos a aportarte como siempre la información veraz para que, a falta de volver a ver el reintento de este record, podamos conocer lo sucedido y alejarnos por fin de la rumorología y de los clickbait que han rodeado este hecho.

Y es que casi como si de un episodio de CSI, Las Vegas se tratase, las investigaciones particulares de 3 creadores de contenidos en la red han llevado no sólo a conclusiones controvertidas sino a que la propia SSC North America se haya visto obligada a emitir un comunicado de prensa en el que tras analizar los archivos originales hayan visto ciertas dudas con el montaje del video y hayan ofrecido volver a repetir esta proeza.

Nos situamos, Estado de Nevada (Estados Unidos). aproximadamente a 60 kilómetros de Las Vegas en un tramos de la Ruta Estatal 160.

Un tramo que no es ajeno a los records de velocidad, siendo testigo de ocasiones como la del 4.11.2017 cuando el Koenigseg Agera estableció su record.

Algo tan criticado en multitud de ocasiones como la obtención de datos obtenidos en condiciones favorables, supone la obtención de cifras alejadas con el “mundo real”.

Por ejemplo, si hablamos del ámbito de los consumos de carburante y cifras de emisiones homologadas… llevó al establecimiento de un nuevo ciclo de homologación de consumo y emisiones (WLTP) que mostró la disparidad de los datos arrojados por el anterior ciclo vigente NEDC.

Hay que recordar que un motor de explosión es una máquina que ofrece un funcionamiento en un amplio rango de temperatura y sus características pueden variar de forma ostensible con las condiciones de presión/altitud, temperatura y calidad/tipo de combustible…

Gracias a los históricos meteorológicos podemos comparar las condiciones a las que rodaron el Agera RS el 4.11.2017 y el SSC Tuatara el 10.10.2020.

Pero, haya habido record o no lo haya habido, conozcamos un poco más a su protagonista!

Nacido para conseguir un hueco en un segmento reservado para unos pocos, el SSC Tuatara hace alarde de un diseño con lenguaje propio, donde la elegancia y sofisticación unidas a la técnica y eficiencia dan forma a su impecable carrocería de 4,63 metros de largo.

Con una configuración biplaza, encontramos un supercar de motor central con unas cifras destinadas a catapultarlo sobre el asfalto: motor twin turbo de 5.9Litros capaz de producir 1750 cv (con combustible E85), un coeficiente de rozamiento de 0.279 y un peso de 1247 Kg (peso en vacío).

Tras varias puestas en escena como concepto en las populares Pebble Beach y Car Week de Monterrey, por fin se materializa su concepto como coche de producción y… con ello, sus posibilidades para poner a prueba su velocidad máxima y establecer un nuevo record en este segmento.

Un hecho que de conseguirlo quizás consiga la atención mediática necesaria para destacar a esta pequeña compañía que, con esfuerzo y trabajo ya consiguió batir un record Guiness de velocidad de coche de producción con el Ultimate Aero.

El video de la discordia, muestra como el piloto británico Oliver Webb arranca su recorrido grabado a bordo por una cámara de acción 3D montada sobre el puesto del copiloto donde también encontramos un equipo informático responsable en la obtención de datos de la prueba.

Oliver equipa también una cámara en su casco, ofreciendo otro punto de vista de lo que en su cabina se vive.

Junto a estos planos, se sobreimpresionan los datos de telemetría.

Toda esta información sirve a un grupo de conocidos creadores de contenidos en youtube, para iniciar una investigación de la correspondencia entre las imágenes y la telemetría obtenida, apoyándose en mediciones de google maps, en la distancia recorrida evidenciada en las imágenes, analizando incluso el sonido del vídeo para concluir las frecuencias a las que se produce cada cambio de marcha y su comportamiento…

Dado que poseen 2 millones de suscriptores, la noticia sobre las conclusiones corre por la web como la pólvora, aceptándose como válidos los argumentos y entendiendo el público que el record ha sido falso.

Las prestaciones del SSC Tuatara no sólo se han visto en la página web de la marca sino que también hemos podido verlo en acción en la red en otros vídeos.

Tras ver cualquiera de esos videos podemos darnos cuenta de las prestaciones desbordantes, pero… ¿lo son tanto como para batir en 75 km/h el actual record de velocidad?

Ante el alcance y repercusión de estos creadores de contenidos, SSC se ha visto obligada a analizar los vídeos originales con los que la compañía audiovisual realizó el clip de video.

Las conclusiones a las que SSC ha llegado les han planteado más cuestiones de las que estos creadores de contenidos les planteaban, por lo que la compañía americana ha decidido que se pondrán a trabajar para repetir la prueba, en esta nueva ocasión contarán con varios equipos de medición GPS con la que certificar la velocidad obtenida.

Esta última nota de prensa junto con un vídeo del CEO de la compañía parece más una campaña de marketing bien organizada, que la actuación fraudulenta de una compañía con un supercar al que le han atribuido un record de una velocidad que no es capaz de alcanzar.

Cuando en la comunidad informática un hacker detecta un fallo de seguridad en un sistema o software actúa de buena fe poniéndonse en contacto con la empresa responsable para informar y que se subsane.

Cuando se hace uso de una vulnerabilidad o se hace pública para ganar beneficio de ella tiene otro nombre. ¿Estaremos ante la denuncia de un falso o verdadero fallo de seguridad con la finalidad de poner en la escena a la compañía?

Es extraño que en el mundo del motor nadie se haya tomado nunca ninguna molestia en poner de manifiesto que algunas cifras de consumo, potencia, velocidad máxima o autonomía eran discrepantes con las homologadas… y con este caso concreto se haya dedicado tanto esfuerzo… no sabremos lo que hay detrás de esta polémica hasta que se repita la prueba.

Síguenos en AutoPasione para descubrir el resultado!

Anterior

MINI: Icónico, minimalista y con palmarés bajo el brazo