Autopasione Aniversario

Todos parecemos tener claro, incluso en pasion-e, que el futuro de la automoción pasa por la electrificación de todos los vehículos que ahora circulan por nuestras calles a motor, coches, camiones, furgonetas, motos. Algunas administraciones tanto extranjeras como nacionales (autonómicas en este caso) comienzan a prohibir las ventas de vehículos diésel a partir de 2025 y de gasolina de 2050. Todos empiezan a vetar la circulación de los automóviles contaminantes en días con alto grado de polución o como por ejemplo en Formentera dentro de unos años no quedará ni rastro de los tubos de escape, quedará por ver que hacen con los “industriales”.

El mundo automotriz ha puesto sus ojos en los vehículos eléctricos como si fuera su salvación frente a los ojos de la opinión pública por sus “vetustos tragones de petróleo” y el político de turno se sube al carro para promulgar a los cuatro vientos que su ciudad será la más limpia del país.

Pero existe una resistencia que aduce que un eléctrico contamina igual que un diésel ya que para fabricarlo hay que fundir acero, hacer baterías y todo esto trae consigo un gran consumo energético, vaya debe ser que los que se construyen en la actualidad lo hacen cual pequeña florecilla salvaje que se nutre de los rayos del sol y de los nutrientes de la tierra.

Obviamente una batería de litio si no se recicla convenientemente es un peligro medioambiental enorme pero como también lo es el aceite de un vehículo actual. Si recordáis hasta no hace mucho aquí se hacía según viniera en gana hasta que actuó la Administración y ahora se sigue un protocolo que funciona bastante bien y eso pasará antes o después con el litio y demás componentes de las baterías.

También es cierto que la electricidad que usan para funcionar sale de las redes eléctricas y que puede ser de origen renovable o no, pero en la actualidad no creo que nadie discuta los perjuicios que acarrea el petróleo.

El sobrecoste de adquirir un vehículo eléctrico en la actualidad se ve mitigado en parte con planes estatales como el MOVEA, con exenciones para aparcar en zona azul o de residentes y hasta coste cero en matriculación, pero hay que tener bien claro que estas mismas administraciones y conforme avance la cuota de mercado de estos vehículos, ninguna va a rechazar un bocado tan apetitoso, tendrán que escoger entre 2 caminos, eliminar esas ayudas o inventarse nuevos impuestos, incluso y pensando mal, la tercera que sería aunar las dos anteriores.

Y tampoco podemos olvidar que una red eficiente y rápida para la carga de estos vehículos en España es algo que en la actualidad no deja de ser mero proyecto a desarrollar en un largo tiempo. Además de tener que crear zonas de carga, levantar aceras y poner postes, algo que a no todos los ciudadanos gustará y a buen seguro que llevarán consigo protestas, no olvidemos algunas movilizaciones respecto a la instalación de antenas de telefonía móvil.

Estamos viendo aparecer nuevos actores en el mercado, Tesla ya está asentada, pero Dyson, la de las aspiradoras, ha hecho público que van a lanzar tres vehículos antes de 2020 y mientras no hace mucho grandes marcas miraban con desdén esta alternativa ahora se encuentran inmersas en grandes proyectos de nuevas gamas y modelos eléctricos aportando ingentes cantidades de dinero.

Ahora mismo todo el sector se adentra en un futuro aparentemene eléctrico aunque voces autorizadas en este mundo parecen discrepar, por lo que sólo nos queda esperar.

Fuente fotografías; Pixabay bajo licencia CC0

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here