Autopasione Aniversario

En #garajeautopasione somos expertos en conocer las novedades del mercado. Nuestra prueba de hoy es sobre un modelo del segmento B. Este tipo de vehículos se caracterizan por su reducido tamaño, gran nivel de personalización y una buena dosis de tecnología. Hoy con nosotros tenemos la prueba del Nissan Micra 1.5 90 CV Tekna, urbano & tecnológico.

El Nissan Micra ya es mayor de edad tras 35 años de vida. Ahora se comercializa actualizado y con una dosis de equipamiento superior respecto a sus rivales. Tenemos en su catálogo, cinco niveles de acabados (Visia, Visia+, Acenta, N-Connecta, Tekna), nuestra unidad de pruebas es la más alta de gama, Tekna.

Si sacamos el metro, por su tamaño, 3.9 metros de largo, 1.7 metros de ancho, 1.4 metros de alto se posiciona frente al Volkswagen Polo, Renualt Clio (VER prueba Renault Clio RS Trophy), Ford Fiesta, o Seat Ibiza.

Exterior

Nuestro invitado es de color “Enigma Black” -420€- con pack Exterior Vibrant Chrome que incluye, embellecedores de retrovisores exteriores, molduras laterales y embellecedores del parachoques delantero y trasero en contraste -350€-.

Sobre todo nos gusta su frontal agresivo y forma característica en V de su parrilla. El pilar C, es de otro color y la trasera se muestra inclinada hacia arriba. Las líneas marcadas siguen un contorno afilado, sobrevolando los pasos de rueda y delimitando la cintura. Estas formas nos recuerda a las de su “primo”, Renault Clio, del que comparte algunos elementos como los espejos retrovisores, o la ubicación de los tiradores de las puertas traseras.

El Nissan Micra tiene formas rectas y afiladas, se nota la influencia de su hermano mayor Nissan Qashqai, del cual sigue las líneas y lenguaje de diseño de marca.

Nuestro Micra, además venía decorado con “sticker” en color gris mate, en el capó y techo que realzan ese aire desenfadado y atrevido de este urbano japonés.

Sus llantas en color bi-tono, le dan ese aspecto distinto con neumáticos de diámetro 205/45 R17.

Interior

Por dentro los asientos, salpicadero, parte de las puertas y tunel central están forrados en piel negra/granate con pespuntes en contraste. Los asientos calefactados, combinan los colores mencionados para dar un resultado de confort y comodidad nada usual en su segmento. El resultado es un aspecto lujoso y cuidado.
Su volante ya nos suena familiar en #garajeautopasione, pues es el mismo que en el Nissan Qashqai. Éste destaca por su ergonomía, tacto y grosor fino para facilitar las maniobras.

La información se presenta en el cuadro de instrumentos de forma analógica, de modo sencillo y práctico. El aspecto de los botones y materiales en general, transmiten calidad. Por ejemplo, la posición del botón de Start/Stop ubicado en el salpicadero resulta muy cómodo.

La fila delantera es confortable gracias a su gran banqueta, aunque hemos acusado algo más de apoyo lumbar.
Los asientos delanteros carecen de reposabrazos, y sólo el elevalunas delantero izquierdo es impulsacional, mientras que los traseros han de subirse y bajarse a mano mediante una manivela, no es posible pedir que sean eléctricos. Las ventanillas son de tamaño pequeño, no bajan por completo.

La consola central contiene una pantalla táctil de 7 pulgadas, que incluye el sistema multimedia, equipo de audio, navegador y otras funciones. La pantalla, es de calidad con menús fáciles de entender y manejar. El sistema multimedia es compatible con la tecnología Apple CarPlay y Android Auto.

Las plazas traseras son algo estrechas en altura disponible, aunque correcta para viajar cuatro pasajeros de estatura media.

Dentro del completo catalogo de equipamiento de este Nissan, destaca el sorprendente sistema de sonido Bose, con seis altavoces, dos de ellos incorporados en los reposacabezas del conductor. Tienen una calidad digna de berlinas representación. La solución de incorporar dos altavoces en el asiento del conductor, resulta novedoso y acertado.


Otros de los extras a tener en cuenta es la cámara Inteligente de visión 360º, con un resultado más que gratificante.

Comportamiento

Bajo su capó delantero tenemos un motor Diesel de 1.461 cm³, con 90 CV. Una mecánica que dispone de bastante empuje desde las 1.500 rpm hasta las 3.200 rpm.

Nuestro Nissan dispone de una respuesta en régimen bajo-medio buena. Si superamos el umbral de las 3.500 rpm, notaremos un descenso de prestaciones, acusando subir una velocidad superior.
La caja de 5 velocidades, son de recorrido corto, lo que ayuda a movernos en zonas urbanas. En caso se salir a carretera, podremos mantener velocidades de crucero sin agonía. Disponemos de 220 Nm de torque y alcanzaremos los 100 km/h en 11,9 s.
En autovía echaremos en falta un extra de potencia y quizá una sexta velocidad.

Este urbano, es hábil en todos los terrenos gracias en parte a su buen trabajo en aislamiento, que mitigan bien las vibraciones y sonido proveniente del exterior.

Su respuesta dinámica es otro punto a favor, la utilización del chasis del Renault Clio le ha venido que ni pintado para tener un resultado muy positivo. Al tener una batalla más ancha le hace que el paso por curva sea mucho mejor, y a esto se une un excelente radio de giro en ciudad para realizar maniobras.

Esto se debe al Chassis Control, con un sistema de Control Activo de la Calzada y Control de la Trazada Activo, esto dota precisión a nuestro coche. Ambos sistemas trabajan de forma conjunta con la suspensión para eliminar parcialmente los balanceos. La amortiguación tiene un tarado tirando a blando, que agradeceremos en territorio urbano donde abundan los badenes, pero penaliza en carretera.

Es más, me atrevo a decir, que el conjunto dinámico del Micra está preparado para tener mayor potencia, ya que la motorización más potente no supera los 100 CV. Buena parte de culpa de buen comportamiento es la cifra de su bajo peso, 1.157 kg, esto nos hace una idea de que con poca potencia nos moveros con mucha agilidad.

La dirección del Nissan Micra la notamos demasiado asistida, pues nos devuelve poco feedback de lo que pasa bajo las ruedas.

No podemos olvidar la precisión de la respuesta del sistema de frenado, con discos delante y tambores detrás, además de las mejoras realizadas en el sistema de suspensión, que cuenta con MacPherson delante y barra estabilizadora en la trasera.

Conclusiones

Los vehículos urbanos se posicionan en la carrera de la tecnología, con un comportamiento divertido. Uno de los ejemplos, es este Nissan Micra, con una dotación de equipamiento muy buena y gran dinámica de conducción.

Pensamos que si tuviera un extra de potencia, tendríamos un vehículo divertido para hacer una escapada de vez en cuando en terrenos virados.

En cuanto a su consumo, durante la prueba hemos conseguido unas media de 5,1 l/100 km/h. Un consumo bastante reducido, que seguro hubiéramos podido bajar en caso de proponérnoslo. Parte de la prueba se ha realizado con 4 ocupantes y el maletero de 300 litros de capacidad parcialmente lleno.

 

Por último tenemos una razón más, su precio. Por 21.250€ sin promociones, nos podemos hacer con un vehículo para todo o casi todo.

Vehículo cedido por Nissan España.

Galería de imágenes

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here