Autopasione Aniversario

Hemos tenido un #veranoautopasione2017 intenso. Hoy hablaremos del inquilino más elegante y “CHIC” del verano. Es el Mercedes-Benz C 220 D Cabrio. Ideal para trasladarte en tus noches descapotado, mientras notas la brisa del mar.

Por dimensiones -Largo 4,68 metros, ancho 1,81 metros y alto 1,40 metros- tiene en el punto de mira el Audi A5 Cabrio y BMW Serie 4 Cabrio. Y por precio parte desde un umbral inferior a 60.000€ con un catalogo de numerosas opciones para configurarlo a nuestro gusto.

Exterior

En diseño exterior tiene un sobresaliente. La unidad cedida es de color Gris Selenita metalizado que varía de color según la luz. Gracias al Kit estético AMG y sus llantas 225/40 R19”, este C Cabrio se presenta elegante y atractivo en todos sus ángulos. Yo diría que define muy bien el estilo Mercedes-Benz de los últimos tiempos.

Tiene una gran parrilla frontal con acabado diamante y un logo de estrella que parece sacado de un camión por su tamaño. Los paragolpes ubican grandes entradas de aire como si tuvieran un motor V8 en su interior.

Nuestra unidad equipa los Faros LED Intelligent Light System, que marcan la mirada de este Cabrio. Iluminan demasiado bien y siguen la trayectoria del volante.

Si nos desplazamos por su lateral, veras lineas musculosas y limpias. Hasta llegar a una trasera redonda con faros horizontales que acarician la carrocería. Al mirarlo de lejos se ve muy proporcionado con la capota colocada. Y si le quitamos ésta en tan solo 20 segundos, es un Cabrio de líneas llamativas capaces de captar la atención del cliente más exigente.

Interior

Para pasar a su interior tendrás que agacharte un poco, ya que es un vehículo bastante bajo y el pilar A está muy inclinado. Lo que nos reduce un poco la visibilidad. En él nos esperan unos formidables asientos deportivos en piel negra microperforada. Según Mercedes-Benz la tapicería de cuero tiene un tratamiento que refleja la radiación infrarroja. De esta forma, su temperatura es menor si se deja el coche aparcado al sol descapotado.

Los asientos están calefactados, ventilados y equipan el sistema AIRSCARF, una abertura que hay a la altura del cuello en los respaldos por la que sale aire caliente. También tenemos el sistema de aproximación automático del cinturón de seguridad. El volante de grosor variable y levas del cambio fijadas a él tiene la parte inferior achatada.  Deja menos espacio disponible para las piernas que sus competidores como el BMW Serie 4.

Nuestra unidad cuenta con el sonido HI-FI Burmester (1.073€). Un autentico deleite de 590W para nuestros oídos que disfrutaras incluso descapotado.

Como protagonista de excepción, el túnel central en material símil de madera, ubica tres esferas de la climatización. Por encima de ésta tenemos la pantalla de 8,4 pulgadas que integra el sistema multimedia. Aunque por proximidad podría ser táctil, no lo es. Se maneja por medio de un joystick, al que te adaptarás fácilmente. Me llama la atención su buena resolución incluso con la capota abierta.

El salpicadero está forrado en piel -en opción- además la piel recubre la zonas altas de las puertas.

En la parte inferior de las puertas, encontrarás plásticos nobles que dan la sensación de calidad. Es un autentico Mercedes-Benz.

Si pasamos a la trasera, los dos asientos individuales son algo estrechos y su altura con el techo es limitada. Un pasajero de 1,76 metros toca la capota con la cabeza. Pero al menos nos sacan de un apuro si queremos llevar a alguien…..

Comportamiento

Tenemos un motor Diesel 4 cilindros, 2,2 litros de 170CV. La primera impresión es el buen empuje en bajas revoluciones del mismo. Sus 400 Nm están asegurados entre las 1.400-2.800 rpm. Es el mismo motor que probamos en el GLC Coupé. Cuenta con un gran aliado, la caja de cambios automática de nueve velocidades 9G-Tronic. Ya te hemos hablado de ella en ocasiones anteriores, pues nos gusta su suavidad y rapidez. Ademas permite gracias al sistema de suspensión neumática DYNAMIC SELECT, elegir hasta cinco modos de conducción (Confort, ECO, Sport, Sport+ e Individual).

El  motor es algo ruidoso en frío durante los primeros metros (habitual en motores 4 cilindros), sensación que desaparece cuando toma temperatura. Descapotados podemos circular hasta 120 km/h manteniendo una conversación, pero prefiero ir capotado ya que el aislamiento acústico es muy bueno.

Un viaje de 1.500 KM me espera para conocer este Cabrio alemán. Si bien es cierto que en circunstancias normales no acuso falta de potencia. Los 1.745 Kg se mueven bien en autovía, pero el peso se nota sobre todo en la trasera. A velocidades legales puedes hacer adelantamientos sin miedo a quedarte sin empuje. El confort en marcha es elevado gracias también a una suspensión algo blanda para mi gusto.

A la hora de afrontar puertos de montaña, con pendientes, acuso falta de potencia en la franja alta del tacómetro. A mitad del viaje ves que este C Cabrio es ideal para viajar de forma tranquila.

Tiene una nota sobresaliente, su estabilidad y el consumo que más adelante desvelaré sus cifras.

Para la mañana siguiente teníamos una ruta algo más pasional. Colocamos el modo Sport + donde se endurece la suspensión, dirección del volante, y la entrega de potencia se vuelve más activa.

Personalmente es el modo que más me ha gustado, pues el ECO baja demasiado el régimen del motor en carretera, es el más recomendable para ciudad. Cuando queremos buscar respuesta tarda un poco en aparecer desde que aceleramos. En modo CONFORT es algo más neutro sin embargo.

El tramo de curvas comienza a trazarse delante nuestra. Lo primero que noto es su peso, algo elevado para este terreno. Su suspensión peca de blanda para afrontar curvas cerradas. Este Mercedes abre trayectoria si vamos demasiado rápido. Está reacción se intuye con facilidad, siempre sabremos cual es el limite de nuestro C Cabrio.

Sus frenos son correctos, no se fatigan. Van a estar cuando lo necesitamos ya que están bien equilibrados con el conjunto del vehículo. El resto lo hace el control de tracción, te acompaña en cada trazado.

Da igual donde quieras llegar, pues la electrónica está para que sientas comodidad y seguridad. El control de tracción trabaja en cada reacción inesperada y permite relajarte mientras viajas con un confort sublime.

Es lo único que mencionaré al respecto, pues si quieres emociones fuertes en tramos, busca una motorización más elevada. Por lo demás vas a encontrar un Cabrio con aptitudes de Coupé. Un compañero estable y seguro que te hará disfrutar de una buena puesta de sol.

Conducir este Mercedes por la calle, es una gozada. La gente cuando se para junto a ti piensa que llevas un AMG de verdad, lastima que las siglas de la trasera 220 D y el sonido del motor nos delatan.

Conclusiones

Tras probar el Mercedes C Cabrio 220 D en todas las circunstancia, me voy con una gran satisfacción. Es un Cabrio que vale para todo. Es muy cómodo para grandes viajes y sus dimensiones lo convierten en un buen huésped urbano.

Ahora bien, la compra de este Cabrio puede ir condicionada por algunos motivos, pero yo me quedo con su diseño y consumo.

Es algo que nos ha sorprendido al equipo #Autopasione. Esta motorización ya la hemos conocido antes, pero no hemos llegado a unas cifras tan bajas de consumo, como la obtenida en este C Cabrio. Circulando a alta velocidad en autopista a buen ritmo hemos llegado a  5,0 litros a los 100/kmh. Al entrar en ciclos urbanos no hemos superado los 6.0 litros 100/kmh. En carretera de montaña el consumo marcó unos 6,9 litros 100/kmh.

En cuanto al maletero tenemos un condicionante, la capota. Cuando se pliega queda recogida en un espacio que hay en el maletero, y que resta 75 litros a su capacidad total, que es 360 litros. Una pieza de plástico, que se coloca a mano, delimita el espacio necesario por el techo. Por lo que recomendamos llevar bolsas de viaje de tamaño medio.

El Mercedes-Benz C Cabrio tiene la magia de un Cabrio y la comodidad de una berlina. Su motor es válido para todo sin grandes pretensiones. Condiciones que se olvidan cuando vemos su consumo y comodidad en marcha.

Este alemán parte de unos 58.000€, aunque para verlo tal y como lo ves en las imágenes, hay que aumentar el precio de la cuenta final. Elementos como el Kit AMG o las llantas es un “MUST” en nuestra lista de deseos, sin embargo el extintor (165€) es algo que no llegarás a echar de menos.

Agradecemos a Mercedes-Benz España la cesión de la unidad y a Hotel Hospes Palacio de Arenales & Spa su colaboración para hacer posible este reportaje.

Galería de imágenes

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here