Autopasione Aniversario

Las ventas de automóviles evolucionan de forma constante. El consumidor cada vez se decanta más por vehículos que albergan varias cualidades en un solo modelo. En #Autopasione, os hemos hablado del fenómeno de éxito de los SUV. Hoy vamos a conocer dentro del SUV, uno de los fenómenos más relevantes, los B-SUV. Tenemos en #garajeautopasione la prueba del Hyundai Kona 1.0 T-GDI 120 CV, nuevo en su especie.

En cuanto a medidas, el Hyundai Kona tiene 4,17 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,56 metros de alto. Se sitúa como rival del Citroën C3 Aircross, Kia Stonic, SEAT Arona (VER prueba SEAT Arona) y el Opel Crossland X.

De este modo la marca coreana completa su amplia gama de SUV, que cuenta ya con el Santa Fe -4,69 m, desde 30.015€-, y Tucson -4,47 m (VER prueba Hyundai Tucson), desde 20.700€-.

Exterior

Su diseño ha dado mucho que hablar, presenta similitud con el Citroën C4 Cactus. Aunque sus líneas se diferencian de lo ya existente siendo un crossover diferente, innovador, llamativo.

La unidad de pruebas tiene un color de carrocería azul Blue Lagoon, combinado con abundantes partes en plástico negro para lograr un resultado alegre y desenfadado.

Su frontal nos encanta gracias a la gran parrilla de forma hexagonal. Bordeada con un perfil cromado, a ambos lados de esta, se ubican las luces de formas singulares. Entre las ópticas superiores, podemos ver una entrada de aire, mientras que, bajo los faros principales, encontramos otras dos falsas tomas de aire. Las ópticas LED con efecto tridimensional presentan un aspecto diferente.

Su frontal nos encanta gracias a la gran parrilla de forma hexagonal. Bordeada con un perfil cromado, a ambos lados de esta, se ubican las luces de formas singulares.

Una cuarta entrada de aire remata el spolier inferior del paragolpes delantero. A todo esto, hay que sumarle un capó con marcadas líneas, las cuales le dan carácter a su aspecto.

La vista lateral también nos llama la atención. Encontramos unos cortos voladizos que albergan pasos de rueda muy marcados.

Tras un alerón trasero de dimensiones considerables, tenemos una trasera dominada por faros que están divididos en dos partes por el portón. Bajo este, vemos un paragolpes con luces que equipan los intermitentes y los indicadores de marcha atrás, así como un protector cromado remata el gran trabajo de diseño de la marca en este Hyundai Kona.

A todo esto, hay que sumar unas llantas con neumáticos 205/60 R16, para lograr un resultado que gusta a cualquiera.

Interior

Pasamos al habitáculo para encontrar mucha similitud con sus hermanos como el i30 (VER prueba Hyundai i30). Tenemos asientos en tela con un tacto demasiado duro. El puesto de conducción es elevado, aunque no gozaremos de la visibilidad trasera deseada, tenemos la ayuda de la cámara de marcha atrás.

El volante es el mismo que el resto de los modelos de Hyundai, lo conocimos en el IONIC (VER prueba Hyundai IONIC). Detrás de él, encontraremos un cuadro de instrumentos dominado por una pantalla central que ofrece multitud de información. En el salpicadero, destaca la pantalla flotante táctil de navegación de 8 pulgadas, integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad. Incluye además Andoid Auto y Apple CarPlay, de manejo simple e intuitivo. Ya hemos analizado su funcionamiento en pasion-e (VER pasion-e Hyundai IONIC)

La calidad es buena por ajustes y remates, pero emplea numerosos plásticos duros en paneles de las puertas y salpicadero. Tras una semana al volante del coreano, noté como la rodilla derecha se resiente tras el contacto del plástico duro del túnel central. El tacto de los mandos es agradable, y la iluminación interior, con puntos delante y detrás, no está mal.

La calidad es buena por ajustes y remates, pero emplea numerosos plásticos duros en paneles de las puertas y salpicadero.

Las plazas traseras son cómodas, ofrecen amplitud para las piernas y una distancia al techo correcta para viajar.

Comportamiento

Nuestro Hyundai Kona equipa un bloque de motor Gasolinatricilíndrico turboalimentado, 1.0 TGDI de 120 CV y 172 Nm asociado a una transmisión manual de seis velocidades.

Destaca por tener buen empuje en bajo y medio régimen, especialmente en la franja de 2.600-3.700 rpm. Pese a que no hemos notado falta de potencia en carretera -9,9 0-100 Km/h-. su hábitat natural es decididamente la ciudad.

Su sonido le delata, al igual que las ligeras vibraciones de un tres cilindros. A velocidad de crucero, tiene el nivel de insonorización de modelos superiores (VER prueba Hyundai i40).

Uno de los aspectos que más nos ha gustado, es su cambio manual de seis marchas. Suave y preciso, sabe sacar lo mejor de este motor Gasolina. El sistema Start/Stop actúa de manera muy suave y nos agrada en la conducción en ciudad. La dirección tiene buen ángulo de giro, aunque es algo artificial. Transmite poca información en curva, quizá si tuviera más firmeza, podría mejorar. Los frenos son correctos para los 1.140 kg que pesa este Hyundai.

Destaca sobre todo por el comportamiento del motor. Nos ha sorprendido la respuesta de su tres cilindros, en recuperaciones y aceleraciones puntuales.

La amortiguación trabaja bien, tiene un tacto algo duro en reacciones, aunque filtra bien las irregularidades del asfalto. Si quieres con este Hyundai, encontrarás un resultado positivo.

La carrocería contiene algo de balanceo en curva. Si pisamos el freno notarás como el conjunto se inclina hacia delante, es una sensación que hay que ser muy exigente para percibirlo.

En general el conjunto, destaca sobre todo por el comportamiento del motor. Nos ha sorprendido la respuesta de su tres cilindros, en recuperaciones y aceleraciones puntuales.

 

Conclusiones

Tener un vehículo espacioso, cómodo de viajar y con diseño atrevido es posible. Los B-SUV están pisando fuerte con propuestas muy interesantes como la que te presentamos hoy en #Autopasione.

Tenemos espacio de sobra, con un maletero de 361 litros de capacidad, ayudado por una boca de carga amplia y fácil de acceso. Sin embargo, el consumo homologado dista mucho del conseguido por nosotros – 7.0 l/100km – tras casi 1.900 kms al volante de este Kona.

 

El nivel de equipamiento Klass, es el intermedio en la gama del Kona, si lo quieres tal cual vemos en el reportaje necesitaremos casi 21.000€, precio sin descuentos para hacernos con él.

Nota: Agradecemos a Hyundai España la cesión de la unidad.

Galería de imágenes

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here