Autopasione Aniversario

En los últimos años el empuje de los SUV ha devorado el mercado de las berlinas. A pesar de ello, este segmento está dominado por las berlinas alemanas. Pero esto ha cambiado, gracias a la llegada de nuestro invitado de hoy en #garajeautopasione. Tenemos con nosotros, la prueba del Alfa Romeo Giulia 180 CV D, el gran desconocido.

La marca italiana (VER I Aniversario Autopasione) llega para poner la nota diferencial y demostrarnos que una berlina puede ser también bonita y atractiva.

Sus proporciones son delicadas y deportivas. Mide 4.643 metros de largo, 1.860 metros de ancho y 1.436 metros de alto. Tiene como punto de mira el Mercedes-Benz Clase C, BMW serie 3 y Audi A4.

Sigue leyendo para ver que habla en otro idioma…

Exterior

Es una berlina de tres volúmenes en color Gris Vesubio. En persona parece 20 cm más largo de lo que dice el metro.

Miremos su parte delantera con un larguísimo capó, un pilar A muy retrasado y unos voladizos cortos. Sus trazos son fluidos y orgánicos, sin zonas rectas o superficies cortantes.

El frontal cae, hacia formas redondeadas con una nota diferencial, el “trilobo de Alfa Romeo” es la “V” que lidera su mirada. Los faros frontales con tecnología Bi-Xenon, son adaptativos en curvas y marcan la mirada de este italiano hasta bien entrada las aletas delanteras.

Todo se ha pensado para buscar un resultado deportivo, las líneas musculosas lideran en toda su carrocería, pasos de rueda marcados, taloneras abultadas y una prominente cintura que logra acortar la superficie acristalada de las ventanas.

Conforme seguimos mirándolo, vereremos como su trasera aumenta gracias a tener un ancho de vías trasero mayor. Le delata un paso de ruedas abultado.

La terminación del pilar C con la trasera roza el canon de la perfección. Las ópticas traseras son tan alargadas, que llegan a poblar la zona posterior e incluso parte de las aletas. Esta vista nos recuerda a su hermano de sangre, Maserati Ghibli (VER prueba Maserati Ghibli)

Y como no, doble salida escape para ser el broche de oro a un conjunto que difícilmente no te va gustar.

No nos olvidamos sus atractivas llantas en opción, con neumáticos delante R18 225/45, detrás R18 255/45) conjuntado con pinzas de freno de color negro firmada por Alfa Romeo. 

Interior

Abrimos la puerta para adentrarnos a su interior. La unidad de pruebas, posee el acabado Super, el más completo. Encuentro un puesto de conducción realmente bajo, tenemos la cadera muy próxima al suelo. Es un habitáculo muy envolvente gracias a la disposición del volante, salpicadero y puertas.

El volante es un punto y aparte. Tiene grosor medio, y un diámetro casi perfecto. La parte inferior queda achatada, combina fibra con cuero para manejarse con precisión. Pero todo no queda ahí, súmale el arranque por botón ubicado en el mismo, herencia de “Ferrari”.

Tras éste, encontramos dos grandes “levas del cambio suicidas” (fijas en la caña de la dirección) realizadas en aluminio de verdad que son una autentica maravilla en cuanto a acabado y a funcionamiento se refiere.

Tras el volante tenemos relojes analógicos de estilo retro con un ordenador de abordo bastante sofisticado.

La marca italiana ha querido aunar dos mundos para hacer sentir la pasión italiana en este sentido.

Los asientos delanteros son realmente cómodos, aunque la banqueta recoge poco si tenemos una altura considerable. En carretera hemos echado en falta un poco de sujeción lateral extra. Son de accionamiento manual y no equipan la función de calefacción. Esto está disponible en opción.

El sistema multimedia se denomina Alfa Connect, integrado en la pantalla de 8,8”. Se maneja gracias a una ruleta ubicada en el túnel central, necesitarás algo de adaptación previa. Nuestra unidad equipaba un equipo de audio HIFI firmado por Harman Kardon. En realidad, no hemos encontrado una calidad acorde a los 1.250 € que cuesta.

Los materiales del interior son buenos, con un tacto blando sobre todo en las zonas superiores.

Para acceder a las plazas traseras, tendremos que flexionar el cuerpo más de lo normal gracias a la inclinación del pilar C. Sin embargo, nos encontramos con unas plazas traseras amplias, recogen bien las piernas y la altura con la cabeza es correcta. La plaza central es mejor no usarla ya que es dura y se ve limitada por el túnel de transmisión.

Comportamiento

La unidad de pruebas contaba con un bloque Diésel de 2.143 centímetros cúbicos con 180 CV, asociado a una caja de cambios de convertidor de par ZF de 8 relaciones. Si tienes alguna duda, ésto se despejará de forma que pulses el botón Start ubicado en el volante.

Lo que percibo inmediatamente, desde la primera curva es su dirección. Directa y precisa, transmite a la perfección cada centímetro. Es una sensación inusual, me recuerda a su hermano biplaza (VER prueba Alfa Romeo 4C Spider)

Otros de los puntos a destacar es la ausencia de puntos ciegos en la dirección, después de girar, cuando pongo el volante de forma recta el coche no guarda memoria y no vira hacia ese lado.

La deportividad se transmite en cada centímetro a bordo de este Alfa Romeo, y eso que no he salido todavía a vías rápidas. Cuando piso su acelerador tengo la fuerza desde las 1.700 rpm, hasta casi llegar al 4.000 rpm.

Llevo varios días circulando en vías urbanas, y me sorprende la agilidad de este Giulia, se nota que es muy ligero, sólo 1.520 kg. Esto se une a su capacidad de giro para moverse como pez en el agua por zonas de tráfico denso.  Está claro, en el campo dinámico, pocos son capaces de igualarle.

El Alfa Giulia está preparado para comportarse de forma sobresaliente, se nota que se ha tomado como base el Giulia Quadrifoglio Verde desarrollado por Ferrari (VER prueba Giulia QV). De esta forma todos los Giulia van a tener un ADN especial, además de un eje de transmisión en fibra de carbono. Si has leido bien, es tracción trasera como mandan los cánones.

La berlina italiana tiene tres modos de conducción conocido como “Alfa DNA” que transforman su comportamiento en -All Weather, Confort, Dynamic-.

En la primera parte de la prueba, circulamos el mayor tiempo en modo All Weather (ECO). En este el vehículo circula dormido prácticamente en reacciones, unido a un Start & Stop que no es el más suave del mercado.

Tras varios días, llegó el momento de aumentar el ritmo. Salimos a carretera abierta en busca de un buen puerto de montaña. Giro la ruleta del DNA hacia Dynamic. Aquí despierto el vehículo a la par que mis sentidos. Percibo un ligero empuje, al mismo tiempo que la aguja del tacómetro sube. La dirección se endurece, se vuelve todavía más directa y el cambio se torna más agresivo, permitiendo que la mecánica suba más rápido de vueltas.

La Giulia es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 7,1 segundos. Tiene unos bajos y medios de motor realmente excelentes. Su caja de cambios actúa de forma sublime en cada circunstancia, si en ciudad la notábamos suave y acompasada al motor, ahora en régimen alto es rápida y precisa. Transmite el par 450 Nm a las mil maravillas.

Confieso que llevo casi una semana jugando con las levas del cambio. Su accionamiento es fácil y adictivo. Parece que estoy al volante de un gran deportivo italiano, pero no… es sedan  de 4 puertas.

Llevo días buscando curvas cerradas y desniveles para cumplir un sueño. Hoy es mi día, por fin comienzo a exprimir al máximo el acelerador de bisagra de este Alfa Romeo.

Una curva, otra curva, otra seguida de otra…. El tren delantero nos da la confianza que necesito, me permite todo lo quiero a la hora de redondear un tramo revirado.

¡Me encanta!! La tracción trasera empuja sin cesar el conjunto, mientras dejo atrás una estela de viento.

No me puedo olvidar de la puesta a punto de la suspensión, donde Alfa Romeo ha acertado, encontrando el justo equilibrio entre confort y firmeza, ahora obtengo lo que necesito.

El chasis de esta berlina parece sacado de un videojuego. Está preparado para mucha más potencia y rendimiento. Las curvas son pan comido para la Giulia. Le delata su reparto de pesos 50/50 lo que le permite obtener un apoyo excelente en cada maniobra.

Sólo una pega, si la marca del “biscione” hubiera incluido un botón para desconectar el control de tracción para ser el juguete ideal….

Conclusiones

Mi corazón piensa en un deportivo italiano cuando mi mente lo hace en una berlina. Es el Alfa Romeo Giulia, algo muy diferente dentro de su segmento. Pues puedes tener diversión, con una conducción que te haga revivir tu juventud, y la comodidad habitual en su segmento.

Durante la semana que hemos tenido la Giulia hemos logrado un consumo de 7.0 l/100km con tres pasajeros y maletero lleno. Seguro que podría bajar la media de consumo si no hubiera jugado con el modo Dynamic.

En cuanto al maletero, tiene 480 litros de capacidad limitada por la apertura del capó trasero, es algo estrecha y nos condiciona a la hora de introducir objetos.

No busques el ultimo sistema avanzado en conectividad, o ayudas a la conducción autónoma. Tienes una capacidad de diversión sin igual, con la comodidad digna de los tiempos que corren ahora. Una capacidad de transmitir única en su segmento, que lo convierte en una de las berlinas más divertidas. Y todo esto tiene un precio.

Para adquirir el modelo de pruebas, tendrás que desembolsar algo más de 44.000€. Olvídate de las berlinas alemanas, estoy seguro de que si nuestro invitado de tuviera los logos del triodo alemán sus ventas se multiplicarían, pero es Alfa Romeo, la marca madre de Ferrari.

Te recuerdo que hay unidades más potentes en la gama Giulia, sin embargo, el nivel de emociones que hemos percibido en la unidad 180D ha superado nuestra expectativa. De ahí que afirmemos que este Alfa Romeo Giulia, es el gran desconocido.

Agradecemos a Alfa Romeo España, la cesión de la unidad de pruebas.

Galería de imágenes

Autopasione Aniversario

2 Comentarios

  1. Yo tengo un alfa romeo Giulia diesel y va de perlas ( dos años) gasta poco 5,4 a 5,6 en dinamic.
    No ahi nada igual en el mercado en esta categoría. Su motor suena un poco mas eso es verdad, pero ruge como un Jaguar en plena selva (no ahi nada igual). Ni mercedes clase c, Audi 4, Bmw serie 3, etc., etc,etc . Cuando cierras la puerta del conductor el coche te deleita con una series de preforman específicos que sientes que estas en un coche de carreras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here