Autopasione Aniversario

Levantarse una mañana de Sábado lluvioso puede ser algo triste, sino tenemos en cuenta que despertamos con las llaves de un BMW M4 Cabrio que nos espera para demostrar que un su motor bi-turbo de 6 cilindros tiene mucho que decir.

Al principio somo
s poco conscientes de que su motor gasolina de seis cilindros colocados en línea, 2979 cm³ de cilindrada, con dos turbocompresores y 431 CV de potencia máxima mejora, y mucho al del V8 atmosférico que tenía el M3 de anterior generación. Y es que nada más encender el motor, percibimos una gran diferencia con el bronco sonido del V8 de la generación anterior. En el caso del M4 es un sonido más aterciopelado.1

La lluvia comienza a amainar, y comenzamos a recorrer los primeros kilómetros con el M4 con la capota puesta ya que las condiciones climatológicas no dan para más, circulamos en modo normal, lo que nos hace ver que este M4 es un vehículo dócil para circular en condiciones normales con cierto grado de confort. Pero poco tardamos en pulsar el botón sport que modifica numerosas configuraciones del vehículo más deportivas, sin olvidar que el sistema de audio parece que sirve de “altavoz” y nos transmite el sonido del motor amplificándolo, aquí vemos un punto flaco para los puristas del motor, ya que parece un sonido demasiado artificial cuando aceleramos haciéndonos creer que llevamos un motor más potente del que tenemos bajo nuestras manos.En el M4 la tracción es a las ruedas traseras y la caja de cambios que tiene la unidad probada es automática de doble embrague y siete relaciones (M DKG) que se muestra precisa si decimos pisar el acelerador, eso sin olvidar la existencia del diferencial trasero bloqueable que interviene demasiado. A veces nos cortaba la potencia de aceleración debido al pavimento deslizante por la lluvia, este controla de forma electrónica sobre unos embragues multidisco que se quedan abiertos en las fases de deceleración y se cierran, con distinto grado de bloqueo, en las aceleraciones.

44

El mejor aliado de la mañana son sus frenos de discos cerámicos, que son más ligeros, resisten más a un trato exigente y su duración es mayor y cuestan la friolera 9346 €. Estamos ante un coche aceptablemente confortable en términos absolutos y muy confortables si la comparación se hace con deportivos de su potencia. Aunque exige al conductor tener habilidades al volante elevadas, ya que su gran capacidad de aceleración y sus reacciones cuando se conduce muy rápido requieren estar atento a su trasera juguetona.

Exteriormente destaca por su conjunto de paragolpes, aletas y llantas de diseño “M”, las branquias frontales y el capot abultado nos indican de este M4 guarda algo “gordo” dentro de él, esta sensación se confirma cuando vemos su trasera marcada por cuatro tubos de escape. El techo del M4 Cabrio es metálico y está dividido en tres piezas. Su accionamiento es eléctrico y se puede activar hasta una velocidad de 18 km/h. El proceso de plegado y desplegado tarda 20 segundos, lástima que el sol no quiso acompañarnos para hacer la mañana ideal. El interior queda dominado por una asientos de formas pensadas para agarrar el cuerpo a la perfección, la fibra de carbono y el cuero inundan todo el habitáculo, aunque lo que te puede llegar a enamorar es su volante considerado como una de los más bellos del marcado con pespuntes de tres colores; azul, blanco y rojo, colores típicos de “BMW M Motorsport”.2

La lluvia de nuevo aprieta y nos hace tener que tomar una difícil decisión entre una conducción conservadora por la lluvia o dar rienda suelta al acelerador, desgraciadamente tenemos que elegir la primera opción y nos hace poder fijarnos en elementos del vehículo que ayudan y mucho a su conducción como el sistema de información proyectada sobre el parabrisas (HUD) con dos configuraciones posibles. En una de ellas, además de mostrar la velocidad aparece un arco de circunferencia que simula un cuentarrevoluciones, que advierte al conductor mediante el encendido de unos segmentos la proximidad del régimen de giro máximo del motor.

Llega nuestro momento de despedirnos del vehículo con una sensación agridulce ya que no pudimos experimentar a la fiera en todo su esplendor de este M4, quizá en un futuro, mientras lo único que nos queda es tener suerte en la lotería y poder pagar sus 102.000€ que vale de precio base, si lo queremos con todo el equipamiento que tenía este modelo hay que hacer cuentas aparte.

Nota: Vehículo cedido por Ilbira BMW.

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here