Compartir
Autopasione Aniversario

Más de alguna vez hemos hablado en Autopasione sobre la evolución que está teniendo el mercado actual presentando un cambio de tendencia a la hora de comprar un automóvil. Los SUVs están de moda, en pocas palabras, el consumidor prefiere un vehículo SUV (Sport Utility Vehicles) frente a otras alternativas porque en un mismo automóvil tenemos múltiples funciones.

En Autopasione hemos podido conocer a fondo durante una semana de lo que es capaz el último SUV de Hyundai. El sucesor del Ix 35 llegó hace unos meses, con una propuesta actualizada y moderna. El mayor volumen de ventas irá destinado a comprarse su versión 2.0 de 136 CV, pero nosotros hemos ido más allá y te vamos a contar que tal se muestra su versión Diesel más potente. El Tucson soñado…

Exterior Hyundai Tucson 2.0 CRDi

El Hyundai Tucson, de última generación se muestra con un diseño actual, rejuvenecido, y en cierta medida agresivo y dinámico. La unidad que hemos tenido entre manos tiene acabado “Style” que es la más completa de equipamiento, este Tucson lleva de todo, y cuando decimos de todo hablamos en el sentido literal de la palabra, con deciros que en una semana no tuvimos tiempo a usar y comprobar todo su equipamiento imaginaros…

autopasione_tucson-6

autopasione_tucson-25

autopasione_tucson-21

 

 

 

Tiene unas dimensiones 4,47 metros de longitud, 1,85 metros de anchura y 1,64 metros de alto, se sitúa en cotas similares con el Renault Kadjar, Nissan Qashqai, Ford Kuga o Mitsubichi ASX que probamos hace unas semanas.

Este Hyundai presenta unas líneas agresivas orientadas hacia el frontal dominado por sus faros LED, que por cierto alumbran sorprendentemente bien. Sin embargo, el capó delantero termina esta forma hacia un frontal muy vertical que aporta robustez y dinamismo al mismo tiempo. La trasera del Tucson es estética “hatch back”, rematado por dos salidas de escape que nos recuerda que tenemos el “Diesel Gordo” en su interior.

El conjunto queda rematado por unas enormes llantas de diámetro 215/45 R19. Si todo esto fuera poco, se añade un techo de cristal practicable, cuya parte delantera se abre para poder ver el cielo estrellado a bordo de este gran SUV. Contamos con espejos retrovisores con intermitentes integrados que se pliegan al cerrar el vehículo. El modelo tiene unas líneas muy proporcionadas, es difícil encontrar a alguien que no le guste, prueba de ello son las más de 12.500 unidades del Tucson vendidas en lo que llevamos de año.

Interior Hyundai Tucson 2.0 CRDi

Al subirnos a bordo del SUV coreano veremos otra sintonía diferente de la percibida en el exterior. El interior presenta líneas rectas y sobrias. Nuestra unidad equipaba unos magníficos asientos eléctricos calefactados y climatizados (tres niveles) en piel roja perforada de muy buena calidad.

autopasione_tucson-1

Los asientos traseros también son calefactados, el tacto de la piel es similar al de vehículos de gama alta, nosotros los recomendamos al 100% a la hora de elegir nuestro Tucson. Estos asientos recogen muy bien y gracias a los ajustes eléctricos, de altura, profundidad y regulación lumbar adoptaremos la posición deseada sin demasiado esfuerzo, es de lo mejor que hemos visto en su segmento. El volante además está calefactado algo inusual en su categoría, se nota que en la marca coreana no han escatimado en gastos.

Este Hyundai tiene un puesto de conducción correcto, ligeramente más alta por la constitución SUV del vehículo. Quizá una zona acolchada a la altura de las rodillas en el túnel central es la falta que echamos por decir algo, si queremos sacarle alguna pega, porque tiene pocas.

autopasione_tucson-2

Me gusta el tacto de la piel del volante, no sólo se percibe la calidad, también se puede sentir al tocar las costuras del mismo. Éste tiene integrados los mandos del control de crucero y el sistema de audio y Bluetooh. Sin embargo, los plásticos de la parte superior de este SUV son duros y robustos, aquí echamos en falta otro material más blando. El frontal está centrado en la pantalla de 8”, donde podemos manejar la navegación, o el equipo de sonido, es bastante rápida de manejar y no cuesta apenas acostumbrarse a moverse por ella.

A nuestra izquierda tenemos algunos botones, donde podremos regular la luz ambiente, ayuda de cambio de carril involuntario, control de tracción o apertura del maletero que es eléctrica. El habitáculo cuenta con múltiples huecos para ubicar objetos a ambos lados del conductor y pasajero. Si buscamos un SUV seguro sólo hay que echar un vistazo a su lista de ayudas a la conducción. Este Tucson contaba además con control de ángulo muerto, cambio de carril, freno de mano eléctrico, alerta de tráfico trasero, avisador de ángulo muerto en los espejos, sistema de capó activo, aparcamiento asistido, radar de proximidad delantero y trasero con cámara de visión trasera, control de descensos…

¿Qué más se puede pedir?

autopasione_tucson-17

Si pasamos a las plazas traseras, notaremos sólo algo de rigidez en la plaza central pero el espacio para las piernas y cabeza es generoso para personas de 1,90 metros. Bastante más generoso en espacio que sus rivales como el  VW Tiguan, en nuestra opinión este Hyundai supera al modelo alemán con creces en muchos aspectos.

Comportamiento Hyundai Tucson 2.0 CRDi

En Hyundai han trabajado de forma concienzuda no sólo en el diseño del nuevo Tucson sino además en su comportamiento. Tras mencionaros el arsenal de equipamiento, llega el momento de encender su motor y comprobar cómo actúan sus interminables ayudas a la conducción. Hemos hecho un total de más de 1.000km a bordo del Hyundai Tucson y nos ha gustado en cada kilómetro recorrido. Su motor es silencioso y entrega sus 400Nm en la franja de bajas y medias revoluciones. Potencia tenemos de sobra pero, “la potencia sin control no sirve de nada”.

Por ello contamos con un tarado de suspensión de tacto algo blando. Este SUV se mueve con agilidad en carretera gracias a su batalla y ancho de vías. En ciudad el motor tiene fuerza de sobra y el consumo subirá entorno a los 8 l/100km. Contamos con un buen aliado, sus frenos de diámetro 305mm delante y 302 detrás logran detener al vehículo sin miedo ni titubeos, otro de sus puntos fuertes. Nos gusta la dirección eléctrica que trasmite fielmente la sensación de la carretera. En autopista nos encontramos con un buen compañero de viaje aunque no tiene la soltura de un turismo. El Tucson tiene buen aplomo de la carrocería y un sistema atibalanceo que agradecemos sobre todo en viajes largos, unido al control avanzado en curva trabajan para evitar que nunca aparezca subviraje.

Junto a la palanca del cambio tenemos un botón llamado “Drive”, con éste activamos el modo de conducción deportiva, y de verdad se notaremos un mayor empuje del motor. Reconozco que no tenía muchas expectativas con este botón tras la prueba del Hyundai i40. En el caso del SUV si notaremos realmente un cambio hacia una respuesta mayor del motor y dureza de la dirección del volante.

La unidad probada, montaba una caja de cambios automática de 6 velocidades, que recomiendo por completo.  En ciclos urbanos, la caja actúa de forma suave en función de lo que pisemos el acelerador. En carretera, una 7º velocidad hubiera sido ideal para poder jugar mejor en los adelantamientos, pero tenemos potencia de sobra, y hacer grandes cruceros a alta velocidad es fácil por lo que tendremos que estar pendientes de los radares.

El habitáculo está bien aislado ni siquiera percibo la rodadura de sus grandes ruedas, a velocidad legal apenas notaremos el sonido del exterior. Durante la prueba he tenido a veces la sensación de estar casi parado en carretera.

Tener un Hyundai Tucson, no sólo nos da la posibilidad de viajar de forma cómoda en carretera, además cuenta con tracción a las cuatro ruedas y eso es un plus en tranquilidad si queremos hacer pinitos en campo a través. El Tucson puede ser un compañero idóneo para ir a una estación de sky y no temer las inclemencias del tiempo.

autopasione_tucson-33

El consumo durante la prueba nos ha sorprendido para bien, pues a pesar de viajar 4 ocupantes y el maletero completo a buen ritmo, el consumo ha tenido una media de 7,9 l/100km. Sin embargo si nuestro entorno va ser la ciudad, su consumo estará en torno a los 8,2 l/100km. Este SUV de 1.690Kg consume menos de lo que pensamos y eso que tenemos el motor Diesel más potente de la gama.

El maletero cubica 488 litros de capacidad, tienes formas rectas fáciles para poder llenarlo de todo lo imaginable. Debajo del piso central tenemos la rueda de repuesto donde además contaremos con espacio extra.

Si pensamos en comprar un SUV, nuestra opción ideal es este Tucson. Su precio de 42.015€ es muy superior a los 21.093 del Tucson de acceso de gama. Esta diferencia de precio tiene muchas razones, nosotros te hemos contado algunas, pues ofrece un nivel tecnológico de calidad superior a sus competidores. Si piensas en invertir 42.000 euros en un vehículo fiable y seguro nosotros lo tenemos claro nos quedamos con este Hyundai Tucson.

Galería Video Hyundai

Galería de fotos Hyundai Tucson 2.0 CRDi

Imágenes tomadas en zonas cerradas al tráfico.

Nota: Vehículo cedido por Hyundai España.

Autopasione Aniversario