Autopasione Aniversario

Anunciamos nuestro estreno con la casa Peugeot, y como no puede ser de otra forma, lo hacemos con el embajador de la marca. Muchos ya lo conoceréis, pues su fama le precede y sus premios lo avalan.

Estrenamos marca en #garajeautopasione con el Peugeot 3008.

Hemos hecho referencia a sus condecoraciones, y es que este modelo es el primer SUV que gana el galardón del COTY (Car Of The Year) en Europa, uno de los más prestigiosos.

Motivos no le faltan, ya que este modelo sorprende por la infinita lista de elementos adaptables a las necesidades del usuario.

Estéticamente marca una nueva era en los modelos de Peugeot, nuevas líneas que le han hecho ser merecedor del siguiente galardón, el Red Dot Product Design de este año, son los llamados Oscars del diseño, celebrados el pasado julio en Essen (Alemania).

Exterior

Siendo más largo y más ancho que su antecesor la versión del 2017 (4 metros y medio de largo; 1,625 metros de alto y 2 metros de ancho), pierde 100 kg de peso y gana 8 litros de maletero dejándolo en 520. Adquiriendo unas formas más modernas y dejando atrás la etapa del monovolumen para sumarse a la moda de los SUVs.

La altura hasta el suelo es 22 centímetros, buenas medidas en comparación con sus oponentes, el Hyundai Tucson tiene 17,2 cm, el Nissan Qashqai el Volkswagen Tiguan tienen 18 cm, y en el Renault Kadjar nos encontramos con 19 cm.

Hacemos un cara a cara con el vehículo, unos faros puntiagudos Full LED afilan la mirada delantera acompañados de una calandra con rejilla esculpida. Un lateral musculoso firmado con el monograma GT Line en tono cobre satinado, llantas bitono y concluyendo en una trasera dominada por escapes cromados y faros LED de 3 garras.

El acabado GT Line que equipa nuestro modelo, se basa en el más completo de la gama corriente: el Allure.

Pero con diferencias tan sutiles como faros full LED, colas de escape y pedaleras cromadas, llantas bitono de 18 pulgadas, retrovisores y techo en black diamond, molduras traseras de acero inoxidable y por supuesto el distintivo del GT line en las aletas.

Sus rivales más cercanos en cuanto a precio, necesidades y comportamiento dinámico son el Seat Ateca, Nissan Qasqai, Ford Kuga, Mazda CX-5 y Volskwagen Tiguan. Más adelante seguiremos dando datos comparativos para que os hagáis una idea.

Interior

Es increíble el diseño que la marca francesa ofrece para desmarcarse de la competencia. Nada más entrar se aprecia un aura de lujo y confort. Si a ello le sumamos el diseño vanguardista de sus líneas, las actualizaciones en el sistema de info-entretenimiento y los materiales ricos de sus guarnecidos, obtenemos como resultado un: “Por favor no quiero bajarme del coche”. Detalles tan simples como añadir cuero Nappa a los asientos “viste” su interior de gala y eleva esta sensación a la siguiente escala del Valhala.

Entrando en el puesto de conducción, lo más llamativo a primera vista puede ser el tamaño del volante, más pequeño y compacto.

Esto, además de salirse de la típica estética de los volantes convencionales, tiene su funcionalidad, se ha hecho para que el cuadro de instrumentos se vea por encima del aro del volante, de ahí su forma achatada y reducida.

Con ello olvidaremos el tener que adelantarnos o elevar la mirada por encima/ debajo (cada cual dependiendo de altura) para poder ver nuestro indicador.

Dejemos a un lado la palabra asientos, pues cuando nos sentamos la sensación que ofrecen son de verdaderos sillones, recogen bastante bien el cuerpo a la hora de tomar curvas, su mullido es firme y con una piel de tacto suave edulcorada con puntadas de hilo cobrizo.

Completando esta sensación de bienestar, gracias a que son regulables de forma eléctrica, con calefacción y función de masaje de varios tipos e intensidad variable.

Al igual que las delanteras, sus plazas traseras también son bastante amplias, es un perfecto 5 plazas con espacio suficiente para que las rodillas no nos rocen con el respaldo del piloto/copiloto.

Los respaldos están divididos en dos partes en proporción 1/3 y 2/3. Esto nos puede ser bastante útil a la hora de abatirlos, podremos hacerlo con las palancas situadas en los laterales del maletero o bien pulsando un botón que hay en las esquinas de los asientos.

De forma que se ven incrementados los 520 litros de maletero y nos quedará un espacio diáfano, sin recovecos ni estructuras irregulares en el que podremos hacer cargas masivas. Estas cifras son superiores a las de sus competidores directos: Seat Ateca, Hyundai Tucson y Renault Kadjar.

Recordarte que, si vas cargado y con las manos ocupadas, tan solo te hará falta pasar tu pie por el borde trasero para poder abrir el maletero y para cerrarlo pulsando el botón del interior del portón.

En cuanto a espacio, son muchos los compartimentos que ha dejado la marca para todos los pasajeros: bolsillos en todas las puertas, guantera amplia y en el tren central varios huecos, el más importante de todos es el que hay delante de la palanca de cambios, pues si te olvidas que dejaste tu móvil ahí, te llevaras una grata sorpresa cuando compruebes que ha recargado toda la batería de forma rápida, en caso de que seas previsor o que seáis varios en el coche también incorpora una toma de 12V para poder enchufar más dispositivos.

El Peugeot 3008 no se puede calificar en el segmento de lujo por sí mismo, pero si puede hacerse con la calidad de sus acabados. El interior está recubierto con materiales más ricos que los de un Nissan Qasqai o un Renault Kadjar. Los botones con aspecto metálico que hay en la consola en realidad son de plástico, pero transmiten solidez y calidad cuando se manejan.

Todo su interior va en cuero Nappa Mistral Amloz con pespuntes hilo Aikinite, excepto los acabados de los paneles de las puertas que nos recuerdan a los acabados de lujo de Ermenegildo Zegna de Maserati.

El equipamiento opcional puede ser muy abundante, tenemos disponibles todas las alternativas posibles del mercado.

De las opciones que más me han gustado han sido el “Visio Pack”, según configures tu coche podrás añadirle el pack 1 con el que tendrás visión trasera de 180º o el pack 2 que incluye asistencia de aparcamiento y cámaras delantera y trasera con visión de 360º.

Sirve de gran ayuda para aquellos que aún tienen pendiente el tema del aparcamiento o simplemente les parece más cómodo ayudarse de las cámaras de visión.

Dentro del habitáculo llega poco ruido del exterior, apenas es apreciable la rodadura, el sonido aerodinámico y el del motor es inaudible. Por lo que las conversaciones entre pasajeros pueden llevarse a cabo, aunque el coche llegue a altas velocidades, prácticamente como sucede en una berlina de lujo.

Otro de los puntos a destacar en su interior es el sistema de entretenimiento. Nos recibe una pantalla de 8 pulgadas. Con una resolución y nitidez espectaculares, en la que encontraremos un menú bastante intuitivo. Acompañada de un sistema de teclas de piano que hacen el acceso a las diferentes opciones (personal, navegación, conducción) más directo y amplían la experiencia del conductor.

Los elementos que se pueden ver en la consola son: ordenador de viaje, cuenta revoluciones, indicaciones del navegador, temperatura del motor, indicador de “fuerzas G”, aceleración en sentido longitudinal y transversal ; indicador de uso de la potencia del motor y visualización del funcionamiento de las ayudas a la conducción.

La respuesta a las órdenes es bastante rápida y para evitar las discordias es compatible con ambos sistemas operativos (CarPlay y Android Auto).

Comportamiento

¡Y ahora toca entrar en acción! Pulsamos el botón de arranque.

Monta un motor Diésel, el 1.6 L BlueHDi 120 S&S. Son 4 cilindros en línea con 1560 cm3 de cilindrada, que desarrollan un total de 120 CV. Este motor está asociado a un cambio manual de 6 velocidades, de tracción delantera con ayuda Grip Control. Su nivel de vibraciones se encuentra muy contenido.

El cambio manual tiene un tacto suave y una palanca de cambios corta, pero precisa. Cuesta acostumbrarse un poco a ella debido a la forma del pomo, pero como gustos los colores, es un periodo de adaptación corto.

Sorprende mucho que siendo un SUV de 4,5 m de largo y con 1,5 toneladas apenas balancee al recuperarse de una curva. Probamos cambios de trayectoria bruscos a las salidas de las rotondas, pero su estabilidad hace que el peso se distribuya perfectamente para evitar la fluctuación.

Nos apetece probar de que es capaz con el cambio SPORT, al pulsarlo, notamos el embravecimiento del motor, como toma fuerza. La caja de cambios lleva a que el motor funcione a más revoluciones, la asistencia a la dirección se ve disminuida y notaremos como el mismo audio del coche emula un eco de un motor V6 para que la sensación de potencia y cilindrada sea mayor. El mismo que vimos en Lexus en nuestra anterior prueba, pero para mi gusto mucho mejor logrado.

Dinámicamente es satisfactorio y ágil para sus dimensiones y planteamiento. Reacciona de forma segura en circunstancias adversas, intentando hacer esquivos de baches y socavones del asfalto, nos encontramos con una dirección muy noble y con un control de estabilidad muy activo, de ahí que tengamos que recuperar velocidad después de que éste  cómoda y firme que no ataca al cuerpo en los largos viajes.

La dirección es fiel y rápida, ayuda a tener esa percepción de que al coche le cuesta poco cambiar de trayectoria y lo mejor de todo, el balanceo es casi nulo.

Respecto a su frenada, teniendo en cuanta que calza unas Michelin Primacy 3 en medidas 225/55 R18 98V y con su peso, supera en precisión a la competencia.

¿Qué consumo tiene?

En cuanto al consumo de carburante es bajo. A velocidades lícitas, en autopista la media llega a un tope de 6,4 litros a los 100 km, en ciudad se ve incrementado y contando que circulamos por Madrid, te podrás hacer una idea. Aunque gracias al sistema Star- Stop paliamos ese gasto en los semáforos y atascos. Con el añadido de un depósito de 56 litros, no tendremos que frecuentar tan a menudo las estaciones de servicio.

Conclusiones

Como consecuencia emitimos el veredicto de darle una nota muy superior a este coche, sin duda muy merecedor de sus galardones.

El equilibrio perfecto entre confort, pragmatismo y sensaciones.

Consejo para los indecisos en el acabado, comentaros que del Peugeot 3008 Allure al GT Line hay una diferencia considerable en estética y equipamiento y tan sólo 2.000 € en el precio.

Mientras que del GT Line al GT se hace un poco más cuesta arriba económicamente hablando, cambiamos de una valoración de 29.000€ a otra de 38.000 € (sin contar equipamiento adicional)

Personalmente creo que el GT Line es la más completa dentro de un presupuesto de 30.000 €, con un acabado más atractivo, full equipment, maletero espacioso (520 litros) a prueba de familias numerosas (mascota incluida), conductores exigentes y vecinos envidiosos.

Este es su sello de bienvenida

¿Tu también quieres unirte a los fans del COTY de este año? Configúrate el tuyo con tan solo un click

Agradecemos a Peugeot España la cesión de este modelo.

Galería de imágenes

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here