Compartir
Autopasione Aniversario

Como buen regalo de reyes que pedí, apareció este Hyundai Ioniq Híbrido en las fechas que tanto menores como mayores esperan y anhelan año tras año. Por fin podía poner mis manos sobre el último modelo de la casa coreana y no uno cualquiera de motor de combustión, era el modelo que está llamado a marcar un antes y un después en Hyundai, un vehículo híbrido dispuesto a luchar de tú a tú con el actual rey del mercado en este segmento.

Tras disfrutar un rato viendo su carrocería, con numerosas soluciones aerodinámicas, uno se sienta tras el volante y ve que el azul marca por completo el interior del vehículo, “Signature Blue” es el nombre escogido por Hyundai, también el exterior y es que este color ha sido elegido por los fabricantes como el “corporativo” para distinguir a sus híbridos o eléctricos del resto de los que circulan por la carretera. Eso sí de forma sutil, a base de finas líneas, detalles en el volante o pespunte en los asientos.

Tras el volante el panel de instrumentos que destaca por su efectividad visual, su simplicidad y belleza y es que no siempre por poner más cosas algo es más útil, aquí se cumple el axioma donde menos es más. Tenemos un cuadro que nos muestra en el centro la velocidad, a la izquierda una escala donde vemos Power, Eco y Charge y a la derecha un gráfico con el díbujo de nuestro coche en donde vemos cual es el flujo de energía, además de los datos de depósito, temperatura, etc… Para terminar de hablar sobre este panel, os comentaré que se modifica de forma automática al cambiar nuestro modo de conducción entre Eco y Sport.

En el salpicadero tenemos una pantalla táctil multifiunción de 8″donde encontramos el cerebro del vehículo, manejando desde el él, el GPS, radio, teléfono y resto de funciones a las que ya estamos acostumbrados. No lo estamos tanto a que vengan ya preinstalados tanto Android Auto como el Apple CarPlay y a los que accederemos a través de un cable USB desde nuestro terminal a una de las tomas que tenemos. El funcionamiento es el esperado, respuestas rápidas y desplazamientos con sus respectivas transiciones de menús acordes con un coche de hoy en día, sin retardos ni repeticiones de pulsaciones.

Los altavoces están firmados por la prestigiosa marca especializada en audio, Infinity, forma parte del conglomerado Harman con marcas bajo su paraguas como Harman/Kardon, AKG o JBL por poner unos cuantos ejemplos y que recientemente ha sido adquirida por otro gigante coreano, en este caso, Samsung. Es un sonido muy limpio y neutro el que regala al pasajero. El único pero que le podemos poner y no es por culpa de los altavoces, era en la reproducción de música por bluetooth a través de nuestro terminal y es que tardaba algo en realizar la acción que le decíamos y que no conseguimos que salieran las caratulas que tenemos descargadas.

Retomando nuestro viaje por el salpicadero, nos encontramos con una grata sorpresa, en el hueco que hay delante del pomo de la caja de cambios, tenemos un cargador inalámbrico por inducción bajo el estandard Qi, obviamente nuestro terminal tiene que ser compatible con el mismo. Bajo el posabrazos tenemos un hueco de grandes dimensiones,  con un formato muy fino y es que es precisamente para eso, dejar nuestra tablet ahí, además de poder cargarla con el USB que tiene cercano.

Estas han sido mis impresiones sobre este coche que estoy seguro que no representa una visión al futuro de Hyundai, si no que es el presente de la marca. Un modelo que os animo a conocer y que estoy seguro que conforme la gente lo conozca será un duro contrincante en el segmento de las berlinas híbridas de este tamaño.

 

Autopasione Aniversario
Compartir
Artículo anteriorHyundai IONIQ el nuevo híbrido
Artículo siguienteJeep Grand Cherokee 75 Aniversario
Apasionado al mundo del motor y de las nuevas tecnologías. investigo y publico sobre tecnología aplicada al mundo del motor. Innovación aplicada a la conducción. Cualquier sugerencia o duda estoy en "innovacion@autopasione.com" :)