Compartir
Autopasione Aniversario

Y es que sin duda creo que pasado el tiempo, aún sigo en shock ante tal derroche tecnológico. Si en la prueba del vehículo lo resumíamos en la palabra “superlativo”, para este podríamos hacerlo con “inimaginable” y es que casi cualquier incursión de la tecnología que exista en este momento ya ha sido instalada en este Bentley Bentayga.

Desde que nos acercamos al vehículo y la suspensión se rebaja para que podamos acceder con mayor facilidad al interior de este SUV a la incursión de un dispositivo táctil inalámbrico que hace las veces de mando a distancia.

Sentados en el asiento del conductor o más bien butaca, tenemos un volante de tacto suave y tras el un cuadro de forma casi ovalada conformado por dos clásicas esferas de agujas con las revoluciones más temperatura del aceite a la izquierda y velocidad junto con depósito de gasolina a la derecha. Entre medias una pantalla de alta definición que nos hace las funciones de ordenador de a bordo o GPS. Es este último sin duda el lugar más lógico ya que apenas nos obliga a desviar la mirada de la carretera y con el que vemos que más marcas se están apuntado a esta ubicación. Sobre este cuadro, Bentley ha dispuesto el Head-up Display en formato de color mostrando información de apoyo al GPS, metros que nos quedan para la siguiente maniobra o lector de señales de velocidad verticales. También nos muestra la separación que hemos prefijado con el vehículo que tengamos delante, funciona realmente bien este sistema de radar, regulando la velocidad y recuperándola conforme tenemos de nuevo distancia.

En el centro del salpicadero parte superior tenemos uno de los emblemas de esta marca británica, un reloj analógico y que podemos elegir entre las diferentes opciones que nos muestra el configurador, el que tenemos en la fotografía, un Breitling o un Tourbillon. Presidiendo el sistema de infoentretenimiento una pantalla a color de 8.2 , táctil junto con botones en ambos laterales que redundan en funciones a los grandes iconos que nos representa. Disponemos tanto de sensores delanteros como traseros, además de cámaras y una virtualización aérea que hace el sistema y que nos permite una visión cenital completa tanto de nuestro Bentayga como de lo que nos rodea.

Bajamos un poco más nos encontramos con un túnel de unas considerables dimensiones que alberga el precioso pomo de la caja de marchas, el freno de mano eléctrico, el selector de modos de conducción, 8 en total o el control de descensos.

Pasando a la zona trasera destacan las dos tablets de infoentretenimiento de 10″ que a modo de fondo de pantalla tienen el reloj al que hacíamos anteriormente referencia, os recuerdo que aquí se cuidan todos los detalles hasta lo más mínimo. Albergan en su interior el sistema operativo Android aunque no entendemos que la versión sea la ya vetusta 4.4.4. Poco más que añadir en este aspecto, es una tablet completa en todos los sentidos. Por si fuera poco podíamos ver la TDT en directo. Si lo que queremos es aislarnos de lo que ocurre en el interior del coche, Bentley pone una pareja de auriculares plegables. 

Nuestro Bentayga va en configuración de 4 plazas, con asientos que incorporan sistemas tanto de ventilación como de calefacción, así como varios modo de masaje, lo necesario para llegar como nuevos a nuestra casa o cena tras un arduo día de trabajo. Además disponen de numerosos reglajes para conseguir nuestra posición óptima.

No queremos ni podemos pasar por alto la pureza y calidad del sistema de sonido, en esta unidad venía firmado por la prestigiosa casa también británica, Naim, 18 altavoces, 1950 vatios a disposición de los exigentes compradores.

Las puertas albergan unas cortinillas eléctricas que aparecen al pulsar los elevalunas traseros, pero que una vez recogidos apenas nadie puede saber de su existencia dado que tienen una tapa superior en el mismo color de la tapicería. Puede parecer un detalle nimio, pero en un vehículo de estas características ya no lo es tanto o como el pretensor de presión del cinturón de seguridad, o el cierre automático de puertas, incluso si no están bien cerradas, todo gira en la comodidad y satisfacción del cliente.

Podríamos seguir hablando de este Bentley Bentayga casi como un serial ya que es mucho y muy bueno lo que nos ofrece, pero eso ya se lo dejamos a los afortunados compradores para que comprueben por ellos mismos todo lo que representa este vehículo.

PD: Agradecer a C. de Salamanca la facilidades prestadas para la realización de estos artículos, así como la cesión de la unidad.

 

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here