Autopasione Aniversario

Hoy es un día triste, llueve, el cielo está plomizo.
Me dirijo como cada día al garaje… pero hoy no es cualquier día…

Veo un coche amarillo, unas llantas negras, y siento cómo voy andando más estirada, la cabeza más alta y los tacones parece que no tocan el suelo… abro la puerta…me siento en el baquet y me abrocho el cinturón…arranco el motor y un gorgoteo de energía, de pasión, de emoción acaba de inundar mi corazón…meto primera, segunda, tercera, cuarta, quinta…. y el sonido me transporta a la oficina con una sonrisa y una renovada ilusión… parece que soy otra mujer, no, solo estaba dormida… ¡hoy va a ser un gran día!

Abarth es sinónimo de competición, de victorias, de días de gloria. Y este Abarth 595 Pista Giallo Modena no deja indiferente a nadie, ni por su nombre -Abarth-, ni por sus apellidos -595 Pista-, ni por su color heredado de la mítica Scuderia Ferrari -Giallo Modena-.

Os presentamos la edición especial 2018 Abarth 595 Pista.

Mi coche es la versión de 160cv del 595, con una relación peso potencia de 6,88 kg/cv, lo que le convierte en un coche con una definida personalidad deportiva, que hará que los fines de semana en carreteras de montaña pasen muy rápido y que la ciudad se convierta en una pasarela en donde las cabezas se giran al son de la cuádruple salida de escape.

Mide 3.660 mm de largo, 1.627 mm de ancho y una batalla de 1.480 mm, lo que muestra que estamos hablando de un coche que visualmente es un auténtico pura sangre a la espera de ser arrancado.

Su competencia es el VW Polo GTI, el Opel Adam S (VER prueba Opel Adam S), el Renault Clio RS entre otros. (VER prueba Renault Clio RS) Pero hay algo emocional en este Abarth que no poseen estos modelos que va más allá de las cifras y que hace que gires la cabeza una y otra vez.

Exterior

El Abarth 595 Pista es un coche con mucha presencia. Ancho, bajo, musculoso. Sus líneas esbozan lo que nos espera al conducirlo. De frente, se nota de dónde proviene (Fiat 500) y dónde está (Abarth). El escorpión dominando la parrilla superior, las enormes tomas de aire, el spoiler delantero montado en un paragolpes deportivo con entradas laterales de aireación para los frenos y el nombre Abarth dominando la parrilla inferior.

De lado, las líneas se notan más deportivas, más anchas, más bajas, enseñando unas llantas de 17” con forma de estribos en color negro y unos neumáticos 205 40 de Pirelli con unos generosos discos perforados y ventilados de 284 milímetros en el eje delantero y unos discos de 240 milímetros en el tren trasero. El techo termina con un precioso y enorme alerón funcional y estético.


Por detrás impresiona. Muy ancho de paso de ruedas, con salidas de aire reales provenientes de los frenos traseros y un espectacular difusor trasero y cuatro salidas de escape Record Monza. El portón trasero permite un acceso muy fácil al maletero (185 litros), está rematado por el emblema de esta edición: Pista.

Interior


El interior recuerda al de su hermano pequeño, el 500, pero enseguida muestra la mano de Abarth. Los asientos tipo baquet son de tela negra con detalles en aluminio, envuelven muy bien al cuerpo y agarran en curvas. El salpicadero es muy sencillo y con una instrumentación clara, añadiendo un reloj con la presión del turbo, que cobra vida al pulsar el botón de modo Sport.

El salpicadero en el Pista es de color Gris Mate que combinado con asientos en tela negra e inserciones en aluminio destacan con el color Giallo Modena de la carrocería. Precioso.

Además, esta edición especial hace honor a su nombre Pista y cuenta con un sistema de telemetría accesible a través de la pantalla táctil de 7 pulgadas que permite cargar en el sistema multimedia Uconnect los mapas de los circuitos más emblemáticos como Monza, Spa-Francochamps, Red Bull Ring pudiendo acceder a datos de telemetría de los mismos y crear nuevos tramos mediante mapas que permitirán tener a bordo un sistema fundamental para todos aquellos amantes de las carreteras de montaña y de los track-days. Un detalle muy Racing.

De manera adicional, la pantalla va equipada con las funciones de mirroring Apple CarPlay y Android Auto, facilitando las capacidades de telefonía y multimedia, accesibles mediante la pantalla y los botones del volante de tres radios forrado en piel y con detalles en aluminio.

Comportamiento

Es en este apartado en donde el Abarth 595 Pista saca su aguijón. Está impulsado por un propulsor turboalimentado de gasolina 1.4 T-Jet, capaz de desarrollar 160 CV (con una potencia específica es de 117 CV/litro) y un par máximo de 230 Nm a 3.000 rpm.

Estas cifras, combinadas con su peso reducido, se traducen en unas prestaciones muy buenas:

  • Aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos
  • Velocidad máxima de 216 km/h.

En cuanto a la caja de cambios, este modelo cuenta con una manual de 5 velocidades muy suave y de movimientos muy cortos, facilitando el engranaje de marchas.

Además, se ha incorporado una suspensión trasera Koni con tecnología FDS y un equipo de frenos más potente, compuesto por discos perforados y ventilados de 284 milímetros en el eje delantero; y unos discos de 240 milímetros en el tren trasero.

Mención especial merece el icónico escape Record Monza. Su sonido es especial desde el arranque y va “in crescendo”al ritmo de la aguja del cuenta revoluciones y hará que rememores La Cabalgata de las Valkirias de Wagner. Con el botón “Sport” conectado a la válvula activa puedes desencadenar una melodía digna de un súper deportivo tipo Maserati, Ferrari… Puedo asegurarte una cosa: te mirarán y mucho.

Donde mejor se desenvuelve este 595 Pista es en carreteras de montaña, donde saca a relucir un coche divertido y excitante. Su peso reducido, su centro de gravedad bajo y su trabajada suspensión permiten un paso por curva muy rápido acompañado por unas distancias de frenado cortas derivadas de sus potentes discos de freno ventilados. Por ponerle un pero: el grueso pilar A reduce el campo de visión en las curvas.

En cuanto al consumo, cuenta con un escueto depósito de 35 litros, anuncia 6 l/100 km de consumo medio, aunque si conectas el modo Sport y quieres sentir el picotazo del escorpión en una carretera de montaña no bajarás de los 8 l/100km.

Conclusiones

Este Abarth te acompañará por ciudad al trabajo dadas sus reducidas dimensiones y fácil manejo, te permitirá ir a cenar un viernes y lucir ese sonido aterciopelado que emanan sus escapes y desencadenará tus emociones más fuertes el fin de semana en una carretera de montaña o en un track day.

Ponte los tacones, ese vestido que tenías en el armario colgado y prueba la picadura del escorpión.

Articulo realizado por la propietaria de la unidad probada, Ana Morate.

Galería de imágenes

Autopasione Aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here